Don Divo Barsotti

Arquivo do blog

domingo, 1 de fevereiro de 2009

CARDEAL RE EM ENTREVISTA ACERCA DE MONS. WILLIAMSON



El cardenal Giovanni Battista Re, Prefecto de la Congregación para los Obispos, y firmante del decreto que levantó la excomunión a los obispos de la FSSPX/SSPX, ha concedido una entrevista a Marco Politi para el diario La Repubblica, Ene-31-2009 (consultable en línea aquí), en la cual habla, entre otras, sobre la carta del Obispo Wiliamson al Card. Castrillón en la cual se excusa por sus “imprudentes señalaciones”.

Cardenal Re, Williamson ha escrito al Papa pidiendo perdón.

«Menos mal. Estoy contento que haya entendido que ha hecho una tonteria».

¿Cree Usted que el caso de este obispo negacionista, que ha sucitado tanta polémica en el plano internacional poniendo también en riesgo las relaciones con el hebraísmo, puede considerarse concluido?

«El caso no está cerrado. Queda un camino por hacer, para que la Fraternidad San Pío X llegue a una plena comunión. Deben aclarar que han aceptado el Concilio».

Williamson en su carta a Benedicto XVI no cita a los Judíos y no les pide excusas.

«Todavía no he leído la carta, no conozco el texto integral».

¿Cómo juzga su gesto?

«Digamos que sirve para aclarar la confusión de estos días. Trae un poco de luz. Por ello lo saludo con alegría».

Pero resta la cuestión del juicio sobre la Shoah.

«La Shoah es un hecho histórico. El Santo Padre sa ha expresado sobre el argumento con gran claridad».

Exactamente. ¿Puede un obispo ser ambiguo, cuando el Papa ha sido más claro para condenar el abandono, el negacionismo y el reduccionismo?

«Es un hecho histórico, no doctrinal».

Pero toca un tema crucial para la Iglesia Católica. ¿Puede Williamson no seguir la línea de la pontífice?

«Estaría bien que haga claridad también en este punto».

Eminencia, Usted como prefecto de la Congregación de los Obispos ha firmado el decreto que elimina la excomunión a los cuatro obispos lefebvrianos. ¿Qué sigue ahora?

«El camino hacia una plena reconciliación requerirá tiempo. Se inicia un proceso».

Así que, ¿como describir ahora el estado de los hechos en las relaciones entre la Iglesia y de la Fraternidad San Pío X?

«El levantamiento de la excomunión no significa que la situación ha cambiado. Repito, todavía no existe plena reconciliación».

¿Se puede prever los próximos pasos?

«No tanto así, hablando sobre los dos pies. Digamos que siguen ulteriores pasos para llegar a una plena comunión».

Benedicto XVI habló de la necesidad de reconocer la autoridad papal, las enseñanzas de la Iglesia y del Concilio. En otras palabras, ¿una de las condiciones para el retorno a la plena comunión es la aceptación del Vaticano II?

«La aceptación del Concilio es importante. En suma, para ser católicos se necesita aceptar todos los Concilios».

De todas formas, es lo que habían previsto los obispos franceses, quienes conocen más de cerca y mejor que nadie el fenómeno lefebvriano: «El Concilo no es negociable». El retiro de la excomunión no es un punto de llegada, sino el comienzo de un camino.