jkiSant'Elia
Teresa

S. Teresa
di Gesù

Giovanni

S. Giovanni della Croce

teresina

S. Teresa
di Gesù Bambino 
del Volto Santo

bcm

Santi
Coniugi
Martin

elisabetta

S. Elisabetta
della Trinità

edith

S. Teresa Benedetta
della
 Croce 
(Edith Stein)

teresadelosandesS. Teresa
di Los Andes
miriamS. Maria 
di Gesù Crocifisso
(Mariam Baouardy)
nonio quadratoS. Nonio
di S. Maria
pmeejBeato
Maria Eugenio di Gesù Bambino
edoSant'Enrico
de Ossò
bamssBeato Alfonso
Maria dello
Spirito Santo
mgjBeata Maria Giuseppina
di Gesù Crocifisso
ciriacoSan Ciriaco Elia della Santa Famiglia
SenzanomeBeata Francesca d'Amboise
stmscgS. Teresa Margherita
Redi
ki

 

S. Raffaele Kalinowski

stockS. Simone Stock
mceBeata Maria Candida dell'Eucaristia
beataannaBeata Anna
di S. Bartolomeo
mariadigesùBeata Maria
di Gesù
mariaincarnazioneBeata Maria dell'Incarnazione
dionisioredentoBeati Dionisio della Natività
e Redento
della Croce
jngBeata Giuseppa Naval Girbés
sacS. Andrea Corsini
SenzanomeS. Pier
Tommaso
escgSant'Eufrasia
del Sacro Cuore
di Gesù
albSant'Alberto di Gerusalemme
mcgBeate Martiri
di Guadalajara
teresarrBeata Teresa Maria della Croce
mcBeate Martiri
di Compiègne
bfpBeato Francesco di Gesù Maria Giuseppe
eliaBeata Elia 
di S.Clemente
fralorenzoVen. Lorenzo della Risurrezione
mariamaddalenaS. Maria Maddalena
De' Pazzi
beatosorethBeato
Giovanni Soreth
mantovanoBeato
Battista Spagnoli 
gioacchinaS. Gioacchina de Vedruna
mmjS. Maria Maravillas 
di Gesù
bmrBeati Martiri
di Rochefort
SenzanomeSant'Alberto
da Trapani
bmsslgBeata Maria
Sagrario
di San Luigi
Gonzaga
miniBeata Maria
Felicia
di Gesù Sacramentato
mariateresadisangiuseppeBeata Maria
Teresa di San Giuseppe
martirispagnaBeati Martiri di Spagna

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Arquivo do blog

sábado, 23 de junho de 2012

Madre Teresa de Calcuta: "el peor mal de nuestro tiempo es la Comunión en la mano"

 


Muchos conocen cual era la opinión de la Beata Madre Teresa de Calcuta frente a la comunión en la mano. Ella decía: “[...] el peor mal de nuestro tiempo es la Comunión en la mano.” (The Wanderer, 23 de marzo de 1982)

Muchos podrían haber pensado que ... para ella el peor mal, podría ser otra cosa, pero no, consideraba que lo peor en este mundo era recibir a Cristo en la mano.
En el libro “Ven, sé mi luz” sobre las cartas de la Beata de Calcuta, aparece el testimonio de una religiosa sobre la devoción que tenia Madre Teresa a la Eucaristía.
En el cap.10 dice lo siguiente:

Una hermana que entró en los primeros años a la Congregación, testigo diario de las acciones de Madre Teresa, testificó sobre esta gran fe en la Eucaristía:
“Madre recibía la Sagrada Comunión diariamente con una devoción tremenda. Cuando algunos días se celebraba una segunda Misa en la casa Madre, trataba siempre de asistir, aunque estuviese muy ocupada. En semejantes ocasione la oía decía “que hermoso haber recibidos dos veces a Jesús hoy “. La profundísima reverencia de la Madre hacia el Santísimo Sacramento era un signo de su profunda fe en la Presencia Real de Jesús bajo la apariencia de pan y vino. Su actitud de adoración, gestos tales como las genuflexiones, incluso con las ambas rodillas en la presencia del Santísimo Sacramento expuesto, y esto hasta bien entrada en años, su manera de arrodillarse y juntar las mano, su preferencia por recibir la Sagrada Comunión en la lengua, todo ellos testimoniaba su fe en la Eucaristía.”

(Ven, sé mi luz. Ed. Planeta)

Este testimonio, confirmaría las palabras anteriores de la Madre Teresa, sobre el peor mal que hay en el mundo.

Son los santos de ayer y los de hoy los que nos muestran cómo debemos acercarnos a recibir a Nuestro Señor, debemos acercarnos con un corazón humilde y recibirlo en la lengua No en las manos y de rodillas. El testimonio de esta religiosa, recalca, que Madre Teresa al comulgar en la boca expresaba su fe en la Presencia Real.

Entonces esto nos confirma, qué al recibir la comunión en la boca por manos de sacerdotes, estamos dando fe a que Cristo, el mismo Dios esta presente en la Eucaristía y por eso no debemos tocarlo con nuestras manos que no están consagradas para tocar al mismo Dios.
De más esta decir qué no baste solamente los gestos externos, sino creer realmente en la Presencia Real y tener las disposiciones para acercarse a comulgar, aquéllas que manda nuestra Madre la Iglesia.
http://misatradicionalciudadreal.blogspot.pt/