Arquivo do blog

sábado, 14 de novembro de 2015

LA VOZ INTERIOR DEL AMOR (Un viaje a través de la angustia hacia la liberación) HENRI J. M. NOUWEN


Oraciones
Lectio Divina
Adoración
La Imagen del día

Introducción1
2
3
4
5
6
Grita hacia adentro7
Regresa siempre al lugar firme8
Fija los límites de tu amor9
Da en forma gratuita10
Vuelve a casa11
Comprende las limitaciones del otro12
Confía en el lugar de la unidad13
Mantente atento a tus mejores intuiciones14
Haz que tu cuerpo te vuelva a pertenecer15
Entra en un nuevo país16
Sigue viviendo donde esta Dios17
Confía en tus guías espirituales18
Accede al lugar de tu dolor19
Ábrete al primer amor20
Reconoce tu impotencia21
Busca una nueva espiritualidad22
Cuenta tu historia en libertad23
Encuentra el origen de tu soledad24
Sigue volviendo al camino de la libertad25
Deja que Jesús te transforme26
Protege tus emociones27
Sigue tu vocación mas profunda28
Permanece anclado en tu comunidad29
Quédate con tu dolor30
Vive pacientemente con el “no todavía”31
Sigue avanzando hacia la plena encarnación32
Obsérvate en forma autentica33
Recibe todo el amor que llegue a ti34
Sigue unido al cuerpo más grande35
Ama profundamente36
Mantente de pie en tu pena37
Deja que lo profundo se comunique con lo profundo38
Permítete ser plenamente recibido39
Exige que tu presencia sea única en tu comunidad40
Acepta tu identidad como hijo de Dios41
Sé dueño de tu dolor42
Sábete verdaderamente amado43
Protege tu inocencia44
Deja que tu león descanse junto a tu cordero45
Sé un verdadero amigo46
Confía en tus amigos47
Controla tu propio puente levadizo48
Evita toda forma de autorrechazo49
Asume tu cruz50
Sigue confiando en la llamada de Dios51
Defiende la victoria52
Enfrenta al enemigo53
Sigue buscando la comunión54
Separa los falsos dolores del verdadero dolor55
Repite a menudo: “Señor, ten piedad”56
Deja que Dios hable a través de ti57
Sabe que eres bienvenido58
Deja que tu dolor se transforme en el dolor59
Entrégale tu agenda a Dios60
Deja que los demás te ayuden a morir61
Sobrevive a tus heridas62
Por ahora, esconde tu tesoro63
Sigue eligiendo a Dios64
Conclusión65