• http://4.bp.blogspot.com/_14vrv7ni7HM/TLYyK0PS85I/AAAAAAAABU8/h4xBT0R8kQU/s1600/20101013225550_D0064009.jpg



  •  

Arquivo do blog

quinta-feira, 19 de outubro de 2017

Entrevista con la Hermana Lucía del P.Fuentes



El 26 de diciembre de 1957, el Padre Agustín Fuentes, quien se estaba documentando para iniciar la postulación de las causas de beatificación de Francisco y Jacinta Marto, se entrevistó con la Hermana Lucía en su convento de Coimbra, Portugal. Allí pudo conversar con la vidente de Fátima con todo detalle. De regreso a su México natal, dio una conferencia sobre la entrevista, en la que relató las palabras de la Hermana Lucía. El Padre Alonso, archivero oficial de Fátima durante 16 años, subrayó que el relato de esa conferencia fue publicado “con toda garantía de autenticidad y con la debida aprobación episcopal, incluida la del Obispo de Fátima”.
La Hna Lucía unos años antes de dar la entrevista
El Padre Fuentes afirmó que el mensaje vino “de los propios labios de la vidente principal”.
Fuentes: Este relato ha sido documentado con todo detalle por el Hermano Michel de la Sainte Trinité en el Volumen III de su serie Toute la Verité sur Fatima (Toda la verdad sobre Fátima). El texto siguiente es traducción de la publicación en la revista The Fatima Crusader, tomado desde la misma obra en su versión inglesa (The Whole Truth about Fatima, Vol. III –The Third Secret-, pp. 336-338). Los subtítulos han sido agregados para mayor comodidad.
El relato del Padre Fuentes
“Yo deseo solamente contar a ustedes la última conversación que tuve con la Hermana Lucía el 26 de diciembre del año pasado. Me reuní con ella en su convento. Estaba muy triste, muy pálida y demacrada. Me dijo,”
“Nadie ha prestado ninguna atención”
“Padre, la Santísima Virgen está muy triste porque nadie ha prestado ninguna atención a Su Mensaje, ni los buenos ni los malos. Los buenos continúan su camino, pero sin dar ninguna importancia a Su Mensaje. Los malos, no viendo realmente caer el castigo de Dios sobre ellos, continúan su vida de pecado sin atender siquiera al Mensaje. Pero créame, Padre, Dios castigará al mundo y eso será de una manera terrible. El castigo del Cielo es inminente.”
La Sma virgen está muy triste
El Secreto no revelado
“Padre, ¿cuanto tiempo hay antes de que llegue 1960? Será muy triste para todos, ninguna persona se alegrará de nada si antes el mundo no reza y hace penitencia. No puedo dar ningún otro detalle, porque esto es todavía un secreto. De acuerdo a la voluntad de la Santísima Virgen, solo al Santo Padre y al Obispo de Leiria les está permitido conocer el secreto, pero ellos han elegido no saberlo, para no ser influenciados. Es la tercera parte del Mensaje de Nuestra Señora, la que permanecerá secreta hasta 1960.” [Qué diferente esta afirmación con la que haría la Hna.Lucía del Inmaculado Corazón que llegaría a afirmar  que la Virgen nunca dijo que el Secreto debría ser revelado en 1960. Incluso recomendó al Papa- a la sazón JPII- que tuviera prudencia y que nolo revelara. Es una de los muchos hechos y razones que abonan la hipótesis- que yo considero cierta- de la suplantacióin de esta última de la verdadera Hna.Lucía]
Rusia, el flagelo de Dios
“Dígales, Padre, que muchas veces la Santísima Virgen dijo a mis primos Francisco y Jacinta, tanto como a mí, que muchas naciones desaparecerán de la faz de la tierra. Ella dijo que Rusia será el instrumento de castigo elegido por el Cielo para castigar al mundo entero si antes nosotros no obtenemos la conversión de esa pobre nación.” [En mí opinión este párrafo anuncia el Castigo que vendrá sobre la tierra si antes no se hace penitencia. Para esto se dio la todavía desconocida tercera parte del Secreto donde sin duda se anuncia la apostasía que padece  ahora el mundo. Rusia será de “nuevo” el instrumento para castigar el mundo como ya lo fue cuando estuvo a punto de apoderarse del mundo, después de haber causado millones de muertos y mártires católicos. Entonces fue vencida por NªSª con un triunfo poco reconocido por las ingratas naciones europeas (en particular España). Al mundo le fue otorgado “algún tempo de paz” después de ese “triunfo”. La frase alude a un tiempo quizás no muy largo, después del cual tendría lugar la nueva intervención “rusa” que causaría que “muchas naciones” fueran aniquiladas si antes no conseguimos de la Misericordia divina que Rusia abandone sus propósitos- lo cual equivale a su conversión, esto es el abandono de sus vías criminales-. También creo que esta intervención rusa no solamente excluye sino que incluye positivamente la “invasión” de ideas materialistas popias del humanismo secular que ha acontecido desde 196o, fecha en que debía publicarse el “tercer secreto”. ]
“La batalla decisiva” entre María y Satán:
la apostasía de las almas consagradas y de los sacerdotes
La Hermana Lucía también me dijo: “Padre, el diablo está obstinado en emprender una batalla decisiva contra la Santísima Virgen. Y el diablo sabe qué es lo que más ofende a Dios, y lo que ganará para él en el más corto plazo de tiempo el mayor número de almas. Por eso, el diablo hace todo lo posible para vencer a las almas consagradas a Dios, porque de esa forma, logrará dejar abandonadas de sus guías las almas de los fieles; con ésto se apoderará de ellas aún más fácilmente.” [ En esto coincide con las revelaciones de NªSª del buen Suceso que anuncia la general decadencia del clero en nuestra época, llegando a hablar de sacerdotes “depravados”]
“Lo que aflige al Inmaculado Corazón de María y al Corazón de Jesús es la caída de las almas religiosas y sacerdotales. El diablo sabe que los religiosos y sacerdotes que apostatan de su hermosa vocación, arrastran numerosas almas al infierno…[Como la Virgen anunció en Garabandal, Cardenales, obispos y sacerdotes, van, muchos, por el camino de la perdición, llevando con ellos a muchas almas] El diablo quiere tomar posesión de las almas consagradas. Trata de corromperlas, para adormecer las almas de los laicos y llevarlas así a la impenitencia final. El emplea todos los trucos, yendo incluso tan lejos como para sugerir demorar la entrada en la vida religiosa [Escasez de vocaciones]. Resultado de esto es la esterilidad de la vida interior, y entre los laicos, frialdad (falta de entusiasmo) en la renuncia a los placeres y a la dedicación total de si mismos a Dios.”[Vuelvo a remarcar la coincidencia de todo esto con la reveelación de NªSª del Buen Suceso]
Lo que santificó a Jacinta y a Francisco
Los pastorinhos se santificaron después de haber visto a María tan triste y también el infierno
“Dígales también, Padre, que mis primos Francisco y Jacinta se sacrificaron, porque en todas las apariciones de la Santísima Virgen María, siempre La vieron muy triste. Ella nunca nos sonrió. Esa tristeza, esa angustia que notamos en Ella, penetró nuestras almas. Esa tristeza es causada por las ofensas contra Dios y los castigos que amenazan a los pecadores. Y así, nosotros, niños, no supimos qué pensar, excepto inventar diversos medios de rezar y hacer sacrificios.”
“La otra cosa que santificó a esos niños fue ver la visión del Infierno.
La misión de la Hermana Lucía
“Padre, es por ello que mi misión no es indicar al mundo los castigos materiales que ciertamente vendrán si el mundo no reza y hace penitencia antes. Aquí hay que notar que Lucía no habla de una consagración de Rusia al Inmaculado Corazón  para impedir estos castigos]¡No! Mi misión es indicar a todos el peligro inminente en que estamos de perder nuestras almas por toda la eternidad si permanecemos obstinados en el pecado.”[Como antes dije no hay que separar el castigo espiritual de la humanidad que tiene lugar desde 1960, de los castigo materiales que están a punto de suceder-dicho en 2011- por no hacer penitencia de lo anterior-]
La urgencia de la conversión
La Hermana Lucía me dijo también: “Padre, no debemos esperar unllamado al mundo que venga de Roma, de parte del Santo Padre, para hacer penitencia. Ni debemos esperar que el llamado a penitencia venga de los Obispos de nuestras diócesis, ni de las congregaciones religiosas. [ Es una indirecta recriminación de Roma y de de los obispos por su “desistencia” y silencio ante la caída de tantas almas en el castigo de la apostasía en que se precipitan.. Quizás a esta frase no de le dio la importancia debida en el tiempo de la publicación de la entrevista. Quizás, esta frase es la que motivó la airada reación de Roma deponiendo inmediatamente al P.Fuentes de su cargo como postulador de las causas de Jacinta y Francisco, e incluso ordenando la intervención del obispo de Leiría negando la autenticidad de la entrevista]¡No! Nuestro Señor ya ha usado muy a menudo esos medios y el mundo no ha prestado atención. Por eso ahora es necesario a cada uno de nosotros comenzar a reformarnos espiritualmente. [Cuántos católicos se han visto reducidos  a la práctica de su Fe al margen de sacerdotes y del culto litúrgico por lo menos en algunos sitios en que la herejía y las aberraciones litúrgicas fueron más patentes]Cada persona debe, no solamente salvar su propia alma, sino también ayudar a salvar todas las almas que Dios ha puesto en su camino. [Salvar el alma, expresión frecuente antes del año 1960 pero ahora casi preterida y olvidada]
“El diablo hace cuanto está en su poder para distraernos y quitarnos el amor por la oración; seremos salvados juntos o seremos condenados juntos.”
Los últimos tiempos
“Padre, la Santísima Virgen no me dijo que estamos en los últimos tiempos del mundo, pero Ella me lo hizo comprender por tres razones.” [Esta expresión de los “últimos tiempos” merece un post aparte. En parte es la clave de una correcta interpretación de los tiempos apocalípticos en que vivimos. Esta expresión no es equivalente al “fin del mundo”. Simplemente alude a los “tiempos de los gentiles” que desde la conquista de Jerusalén y la destrucción del Templo han hollado la ciudad Santa. Ahora terminan esos tiempos -desde 1947- y por ello estamos al final de los tiempos. Acabarán con acontecimientos terribles que marcarán el colapso de la civilización occidental. Quizás por paralelismo-corroborado por la profecía católica- sucederá también la destrucción de Roma y su Templo. Después de pasada la gran tribulación darán paso a una nueva edad con una Iglesia restaurada, nuevos papas -con el primero de ellos elegido de manera extraordinaria-  y el pueblo cristiano reformado. Estas ideas las desarrollaré en un post distinto de éste en el que intentaré probarlo con la Bilbia y la profecía católica]
La batalla final
“La primera razón es porque Ella me dijo que el diablo está empeñado en una batalla decisiva contra la Virgen. Y una batalla decisiva es la batalla final, donde un bando será victorioso y el otro sufrirá la derrota. Por lo tanto, de ahora en adelante debemos elegir los bandos. O estamos con Dios o estamos con el diablo. No hay otra posibilidad. [Esta interpelación  de elegir bando se hará patente a partir de ahora-2011- con más urgencia en los años sucesivos. Quizás haya dos papas en la Iglesia “y no tendre,os más remedio que elegir uno de ellos. siendo uno de ellos el verdadero Santo Padre, el Papa de la Tradición y de la verdadera Iglesia que no tendrá que hacer ninguna “hermeneútica de continuidad” porque se sentirá la misma de siempre]
Los últimos remedios
“La segunda razón es porque Ella dijo a mis primos y a mi misma, que Dios está dando los  últimos remedios al Mundo. Estos son: el Santo Rosario y la Devoción al Inmaculado Corazón de María. Estos son los dos últimos remedios, lo cual significa que no habrá otros.” [Santo Rosario y Corazón Inmaculado, son las dos señales del verdadero catolicismo y lo serán cada vez más en la división de la Iglesia que se aproxima]
El pecado contra el Espíritu Santo
“La tercera razón es porque en los planes de la Divina Providencia, Dios siempre, antes de castigar al Mundo, agota todos los otros remedios. Entonces, cuando ve que el Mundo no presta atención a pesar de todo, como decimos en nuestra imperfecta manera de hablar, El nos ofrece con una ‘cierta inquietud’ el último medio de salvación, Su Santísima Madre. Y es con una cierta inquietud, porque si nosotros despreciamos y rechazamos estos últimos medios, no tendremos ningún otro perdón del Cielo, porque habremos cometido un pecado que el Evangelio llama ‘el pecado contra el Espíritu Santo’. Ese pecado consiste en rechazar abiertamente, con todo conocimiento y consentimiento, la salvación que El ofrece. Recordemos que Jesucristo es un muy buen Hijo, y que El no permite que ofendamos y despreciemos a Su Santísima Madre. Debemos tener en cuenta, que a través de muchos siglos de la historia de la Iglesia, los obvios testimonios demuestran, por los castigos terribles que han acontecido a aquellos que han atacado el honor de Su Santísima Madre, cómo Nuestro Señor Jesucristo siempre ha defendido el honor de Su Madre.”[ Es curioso cómo Lucía califica como pecado contra el Espíritu Santo el rechazo de la devoción al Inmaculado Corazón. también nuestro Miguel de Unamuno calificó la blasfemia contra María Santísima de pecado contra el Espíritu Santo basándose en que María es la esposa del Espíritu Santo. Traeré un post  a este blog sobre esto mismo]
Oración y sacrificio, y el Santo Rosario
La Hermana Lucía me dijo: “Los dos medios para salvar al Mundo son la oración y el sacrificio”.
Respecto al Santo Rosario, la Hermana Lucía me dijo: “Mire, Padre, la Santísima Virgen, en estos últimos tiempos en los que vivimos, ha dado una nueva eficacia al rezo del Rosario. Ella ha dado esa eficacia hasta tal punto, que no hay ningún problema, ni cuestión por difícil que sea, tanto temporal o sobre todo espiritual, en la vida personal de cada uno de nosotros, de nuestras familias, de las familias del mundo, o de las comunidades religiosas, o incluso de la vida de los pueblos y de las naciones, que no pueda ser resuelto por el Rosario. No hay problema, le digo, ni asunto por difícil que sea, que nosotros no podamos resolverlo con el rezo del Santo Rosario [ Por lo tanto también debemos encomendar a nuestra Santísima Madre  la perplejidad en la que vivimos ante supuestas obediencias debidas a nuestros pastores] . Con el Santo Rosario nos salvaremos. Nos santificaremos. Consolaremos a Nuestro Señor y obtendremos la salvación de muchas almas.”
La devoción al Inmaculado Corazón de María
“Finalmente, la devoción al Inmaculado Corazón de María, nuestra Santísima Madre, consiste en considerarla como la sede de la Misericordia, de la bondad y del perdón, y la puerta cierta por la cual entraremos al Cielo.”1
Hata  aquí la entrevista del P.Fuentes  con algunas apostillas que por ser mías pueden ser discutibles pero que las ofrezco con ánimo de ayudar en estos tiempos en los que quizás no encajen nuestros prejuicios sobre algunos extremos de la revelación de fátima.

La reacción eclesiástica por la entrevista arriba relatada
Un año después de publicada, la entrevista del Padre Fuentes con la Hermana Lucía produjo una fuerte reacción por parte de la curia episcopal de Coimbra, quizás bajo el dictado de Roma, diócesis donde está ubicado el convento. Desde esa curia se publicó una nota anónima que acusaba al Padre Fuentes de haber inventado esas revelaciones de la Hermana Lucía, proclamando que la propia religiosa la desautorizaba como falso el testimonio publicado . Éste es el momento histórico en que comienzan las presiones sobre la Hermana Lucía y se decreta el ostracismo de su persona dentro del convento desautorizando positivamente cualquier otra entrevista e incluso prohibiéndole cualquier relación con el mundo exterior. La curia había declarado que el Padre Fuentes había fabricado en su totalidad los comentarios citados más arriba. Hasta el momento, nadie ha querido asumir la responsabilidad por esa nota. En esas condiciones, dicha nota es legalmente nula e inválida.
En México, el Arzobispo Manuel Pío López y el Cardenal José Garibi y Rivera defendieron al Padre Fuentes, pero de nada valió. El sacerdote fue relevado de la postulación para la beatificación de Jacinta y de Francisco, y reemplazado por el Padre Luis Kondor.
¿Que ocurrió para causar tal alboroto? Alguien está mintiendo respecto a la entrevista entre el Padre Fuentes y la Hermana Lucía. Tanto el Padre Kondor como el Padre Alonso creyeron que el Padre Fuentes no falsificó el relato de su entrevista con la Hermana Lucía. Luego de designado archivista oficial de Fátima en 1966, el Padre Alonso adoptó en un principio la creencia que el Padre Fuentes había fabricado las declaraciones que atribuyó a la Hermana Lucía. Sin embargo, después de diez años de estudiar los archivos de Fátima y de reunirse con la Hermana Lucía, el Padre Alonso no solo cambió su postura, sino que incluso procuró rehabilitar al Padre Fuentes. El estudioso afirmó que el texto de la conferencia del P. Fuentes “no dice nada que la Hermana Lucía no hubiera dicho en numerosos escritos destinados al público”; también declaró que “el texto genuino… no contiene, en mi opinión, nada que pudiera justificar la nota condenatoria emitida desde Coimbra”. Por lo tanto, podemos concluir con seguridad, que la respuesta de la curia a la entrevista publicada por el Padre Fuentes es señal de que el mensaje de la Hermana Lucía es materia que alguien quiso silenciar.
Notas:
  1. Frère Michel de la Sainte Trinité, The Whole Truth About Fatima (Toute la Vérité sur Fatima – Toda la verdad sobre Fátima), Volumen III: The Third Secret, (Immaculate Heart Publications, Buffalo, New York, 1990) pp.504-508.
  2. En un principio, el Padre Alonso estuvo de acuerdo con que el P. Fuentes había inventado la entrevista. Pero en 1975, después de haber estudiado los documentos de Fátima por algún tiempo, concluyó que plausiblemente provino de la Hermana Lucía. Por más información, ver The Whole Truth About Fatima, Vol. III, pp. 552-554.

COMENTARIO

Esta entrevista es importantísima. Tuvo una contestación inmediata pero anónima del obispado de Coimbra. Esa contestación no parecía apoyarse en los hechos sabidos o por lo menos fácilmente investigables por el obispado de Coimbra. Todo parece indicar que el obispado fue coaccionado por Roma a salir al paso de la entrevista. El mismo  P. Alonso en un primer momento confirmó lo dicho por el obispado. Aunque luego se retractó. Los principales comentaristas aceptan como auténtica la entrevista.
En primer lugar, diremos que la entrevista,  con bastante probabilidad, excluye la autenticidad del Secreto publicado por el Vaticano en 2000.
En efecto, Lucía claramente habla de una apostasía en la Iglesia con la pérdida de muchisimas almas, e incluso señala la “desistencia” (término acuñado por Romano Amerio) de papas, obispos y sacerdotes en su “munus” específico que es la “salus animarum“.  Esta apostasía que como dijo el cardenal Ciappi  hablando del “Secreto”, comenzaría en la cabeza y se extendería al cuerpo de la Iglesia, la describe Lucía perfectamente, hablando de sacerdotes y religiosos abandonando su vocación, e incluso la “falta de vocaciones”. Leyendo la entrevista y considerando que el Secreto publicado en junio de 2000 no dice nada de ello, parece innegable la deducción de la falsedad del mismo.
La reacción de  Roma, fue inmediata y enorme .No era para menos vista su acusación implícita. El P.Fuentes fue destituído de su cargo de postulador de la causa de los dos pastorcitos. A Lucía se le prohibió hablar y conceder entrevistas, excepto con sus familiares más directos (que ya eran muy escasos) y esto con severas medidas: en la penumbra, detrás de una gruesa reja  con una cortina y flanqueada por dos religiosas . En realidad se llegó a un encierro carcelario que llegó al ostracismo y muerte civil de Lucía. Diez años más tarde, aparecería otra Lucía que como veremos en otro post, dedicado a ello era muy poco parecida a la Lucía auténtica, fisica y moralmente ( cara, tez, temperamento y carácter) y que ayudó con sus declaraciones (que eran el “oppositum per diametrum”) de las hechas por Lucía en el trecho de su vida, que podríamos llamar pública.
Pero aquí quiero tocar dos puntos que han suscitado erróneas apreciaciones  y que han terminado por hacer entrar a los comentaristas en opiniones confusas y equivocadas del mensaje de Fátima. Ellos son -los puntos que tocó Lucía-los siguientes. Lo relativo a la expresión “estamos en los últimos tiempos” y lo que dice de “Rusia, pobrecita nación” que atacaría de nuevo.
La aclaracióin de estos dos puntos la considero importantísima si queremos llegar a una correcta interpretacion del mensaje de Fátima.
Además pondría en entredicho la “conversión de Rusia” supuestamente ya realizada. Induciría a pensar que el Triunfo del Corazón Inmaculado, tendría que realizarse en el futuro y que por lo tanto habría que conseguir que el papa realizara la tantas veces pedida “consagración de Rusia“.  Pues esta entrevista, mal interpretada, es la que ha lanzado a los comentaristas, incluso los más importantes como el P.Alonso y el Hermano Michael de la Ste.Trinité, a apoyar esta interpretación e incluso alterar la colocación de la frase “En Portugal se conservará siempre el dogma de la Fe”.  como se sabe habían establecido que su lugar apropiado sería el comienzo del tercer secreto. No tiene nada de extraño que haya campañas recabando millones de Rosarios como “bouquet” para conseguir que cuanto antes se realice la consagración. Pero incluso, si bien se observa, esta interpretación ha terminado por  colocar a “Fátima” en un “callejón sin salida” pues se multiplican las opiniones  encontradas y hasta contradictorias. En realidad “Fátima” es ahora un rompecabezas (por obra de los comentaristas).
Lo que sigue a continuación es una aportación mía al mensaje de Fátima. Algunos datos parciales están reproducidos por distintos autores. Pero no está dicha por nadie hasta ahora- a lo menos yo no la he visto en nadie-  El P.Alonso, el H.Michael, y Bro.PeterDimond ( aquí) exponen sus opiniones sobre Fátima que no son coincidentes en absoluto.
Tengo que recordar que Lucía no es un oráculo infalibe. Ella misma recuerda en la entrevista: “·Padre, es por ello que mi misión no es indicar al mundo los castigos materiales que ciertamente vendrán si el mundo no reza y hace penitencia antes”. Luego ella tenía muy claros los límites de su misión. Ella fue elegida para transcribir al mundo las apariciones y el Secreto que se dio en ellas. Aparte de ello, sus reflexiones y las consecuencias que extrajo bien pueden estar equivocadas o por lo menos no del todo atinadas.. Por lo menos han de ser  leídas con discernimiento y examen.  Como nos recuerda S.Ignacio en sus “Ejercicios Espirituales”, en la octava regla de la discreción de espíritus : …”debe (el ánima favorecida) con mucha vigilancia y atención mirar y discernir el propio tiempo de la tal actual consolación del siguiente en que la ánima queda caliente y favorecida con el favor y reliquias de la consolación pasada. Porque muchas veces en este segundo tiempo,   por su propio discurso de habitúdines y consecuencias de los conceptos y juicios, o por el buen espíritu o por el malo, forma diversos propósitos y pareceres que no son dados inmediatamente de Dios Nuestro Señor. Y, por tanto, han menester ser mucho bien examinados, antes que se les dé entero crédito ni que se pongan en efecto”Esta regla es obvio que tiene aplicación también en el caso de Lucía.
Pues bien, viniendo al primer punto, i.e. “estamos en los últimos tiempos” que la misma Lucía confiesa que no oyó de la Sma.Virgen, hay que observasr que ella misma dice que en en ellos se dará la decisiva batalla entre el demonio y María. Si es una batalla habría que decir que alguien saldría vencedor. Si lo fuera la Sma. Virgen, tendríamos que reconocer que habría un tiempo después de ella, más o menos largo. Luego no sería el fin del mundo o el tiempo que sigue al Juicio final. En este último caso estaríamos en el cielo y mal se podría hablar del Triunfo del Corazón Inmaculado. María triunfa en el cielo, pero hay que convenir que sería una profecía con truco. Por eso hay que reconocer que Lucía no pensaba en el fin del mundo cuando habló de los “últimos tiempos“. De todas maneras, si alguien no quiere reonocer esto, se le podría replicar con otras muchas profecías de videntes santos, como por ejemplo la Beata Ana María Taigi., cuyo cuerpo se conserva en Roma en perfecta incorrupción. Su vida estuvo plagada de gracias carismáticas, milagros y profecías  y videncias cuyo cumplimiento se comprobó al poco tiempo ( como en la muerte de Napoleón). En la bula de beatificación se lee: “Fue un caso único en los faustos de la santidad
Ella dijo: “La prueba es seguida de un renacimiento universal. Y todo esto ocurrirá cuando parezca que la Iglesia ha perdido todos los medios humanos de hacer frente a las persecuciones” . (Luego si hay un renacimiento no ser´ña el fin del mundo)
San Miguel Arcángel apareciendo, entonces, sobre la tierra bajo forma humana, tendrá al demonio encadenado HASTA LA EPOCA DE LA PREDICACIÓN DEL ANTICRISTO. En ese tiempo la religión extenderá su imperio  con‘Unus Pastor’. Los rusos serán convertidos, así como los ingleses y la China , y el pueblo estará en júbilo contemplando eltriunfo brillante de la Iglesia (M. Servant, pág. 234; B. Sánchez, pág. 49).”
Añado yo, que algunos confunden  los últimos tiempos  con el fin del mundo y juicio final precedido por la parusía. Pero Cristo dijo “pero no viene enseguida el fin” “sed nondum statim finis” Lc.21,9 ;Mt 24,6. Será el “cumplimiento del tiempo de las naciones” Lc 21, 24. Será el juicio (castigo) de los vivos, como decía el llorado Benjamín Martín Sánchez, en oposición al juicio de los muertos al fin del mundo. El primer juicio (en sentido de castigo, muy común en la biblia v.gr. “el que no cree en el Hijo ya está juzgado” o sea condenado “) será acompañado de la aparición (en sentido figurado o moral) de Xto Juez “iudex tremendus iudicabit populum suum”como termina la profecía de San Malaquías. Pero esto es una venida de Xto no física sino moral. No puede estar muy lejos porque faltan, o  ninguno, o uno o dos lemas (lo cual sería interesante explicar) para su cumplimiento. El juicio de muertos con la resurrección de ellos acontecerá con la “venida de Xto en gloria y majestad” y visiblemente (P.Lacunza). Esta será la verdadera Parusía. Pero  con gran probabilidad está aún lejana.
La primera venida, sólo moral, y ya próxima vendrá acompañada y seguida del triunfo de la Iglesia católica, con la conversión de los judíos y todas las sectas, para reinar Xto (opportet illum regnare,1Cor,15,25) un tiempo indefinido (aquí se dividen las opiniones sobre su duración, bien muy larga o bien corta) y que algunos han llamado milenio (milenarismo espiritual y mitigado). Esta venida seguirá a la muerte de las dos terceras partes de la humanidad en la Gran Tribulación “tal que no la hubo antes desde el principio del mundo ni la habrá ya más” (Mt.24,21). Notemos que si dice que ya no la habrá más, es que habrá más tiempo después de ella. Al final de este “milenio” vendrá el fin del mundo con la venida de Xto el Juez de los muertos. Este milenio será esplendoroso pero de hombres con nuestra condición. No habrá desaparecido el sufrimiento totalmente, ni la muerte, ni el pecado, ni la posible condenación, todo lo cual es propio de los “viatores”. Será el Reino de los Sdos Corazones y una época esplenderosa de la Iglesia y de prosperidad en toda la tierra. No será estrictamente el Triunfo del Corazón Inmaculado, que ya habrá tenido  lugar en el pasado S.XX   en la lucha de María contra el Dragón Rojo del comunismo. Sino más bien sera el Reino de Xto preparado por María (como dice San Luis Grignon) en su lucha con el demonio, en la que éste saldrá definitivamente derrotado (dejando paso al Reino de Xto  y de María por medio del triunfo de su Iglesia), y  encadenado por mil años, hasta los días del Anticristo, en que será soltado pero por poco tiempo.
Sólo queda apuntar la gran duda que hace también dividirse a los que estudian estos temas. Y es ¿el anticristo para cuando? Dejando aparte los precursores del anticristo y antecristo (el Anticristo ha venido ya , 1Jn.2,18; 4,3), creo que el anticristo personal, si es así como debe interpretarse, vendrá poco antes del fin del mundo. Algunos  (los menos) creen que vendrá ahora en estos tiempos finales antes del castigo de las naciones o que incluso ya ha venido.
Respecto del segundo punto, es decir de lo que dice sobre Rusia; só lo hay que aclarar  que no empece en absoluto que  Rusia (el Dragón Rojo del Comunismo) que fue vencida por NªSª en premio de Dios a la consagración habida en 1952 cesando los millones de muertos y miles de mártires del comunismo, vuelva al cabo del tiempo (presisamente ese “algum Tempo de paz“) a las guerras e invasiones como habñia hecho antes. Sólo que estas serían ahora castigo de laapostasía en la Iglesia y en el mundo. Ahora ya no existe la petición de la consagración de Rusia. Lo que existe es una severa amenaza si antes no se hace penitencia y presumiblemente se amoonestaen el “Tercer Secreto”.
Después de esta explicación no creo que existan dudas razonables sobre lo acertado de la inerpretación  que doy: una la  de los “últimos tiempos” (esta si es verderamente algo muy común) y otra la del Triunfo del Corazón Inmaculado, después de la consagración de Rusia y su conversión (las dos cosa juntas, la primera y la segunda, yo no las he leído en nadie). Por cierto respecto de este último punto, hay que decir que esta interpetación no es tan novedosa y extraña a los comentaristas. El mismo P. Antonio María Martins (comentarista y recopilador de todos los documentos de Fátima. En su libro Fátima y el Futuro de España – escrito ya en 1971, dice en lan página 86, en nota aclaratoria de  lo que dice Lucía en la segunda parte del Secreto donde se habla de la profecía de NªSª “Al final el Santo padre me consagrará Rusia etc.. lo siguiente: “Así sucedió el 7 de Julio de 1952. En 31 de agosto de 1941, fecha en que Lucía terminó la tercera memoria, nadie podría sin una revelación celestial, ni siquiera sospechar- cuanto más afirmar categóricamente- que el Santo Padre consagraría Rusia al Inmaculado Corazón de María. Esto es señal evidente de que Lucía nos transmite con fidelidad  lo que oyó de Nuestra Señora”. Sobre esto deberían reflexionar los que se agarran tenazmente a una interpretación de Fátima que no por ser la más frecuente y de comentaristas más celebrados como son P.Alonso y F.Michael, es la más probable o meritoria.