ABADIA DE FONTGOMBAULT





  

Arquivo do blog

domingo, 13 de dezembro de 2015

90 ANIVERSARIO DE LAS APARICIONES DE PONTEVEDRA

Lucía, vidente de Fátima, era postulante en el Convento de las Doroteas en Pontevedra, España cuando el 10 de diciembre de 1925 tiene una aparición de la Virgen sobre una nube de luz, con el Niño Jesús a su lado. La Santísima Virgen puso su mano sobre el hombro de Lucía, mientras en la otra sostenía su corazón rodeado de espinas. El Niño le dijo: "Ten compasión del Corazón de tu Santísima Madre. Está cercado de las espinas que los hombres ingratos le clavan a cada momento, y no hay nadie que haga un acto de reparación para sacárselas."
Inmediatamente dijo Nuestra Señora a Lucía:

"Mira, hija mía, mi Corazón cercado de espinas que los hombres ingratos me clavan sin cesar con blasfemias e ingratitudes. Tú, al menos, procura consolarme y di que a todos los que, durante cinco meses, en el primer sábado, se confiesen, reciban la Sagrada Comunión, recen el Rosario y me hagan compañía durante 15 minutos meditando en los misterios del rosario con el fin de desagraviarme les prometo asistir en la hora de la muerte con las gracias necesarias para su salvación"
 En otra ocasión Lucía le habló (a Jesús) de la confesión reparadora de los cinco primeros sábados de mes y preguntó si valía hacerla en los ocho días siguientes. Jesús contestó: "Sí; todavía con más tiempo, con tal que me reciban en estado de gracia y tengan intención de desagraviar al Inmaculado Corazón de María".
La intención de hacer esta reparación al Inmaculado Corazón de María puede hacerse al principio de la confesión.
¿Por qué cinco Sábados?
Después de haber estado Lucía en oración, Nuestro Señor le reveló la razón de los 5 sábados de reparación:  "Hija mía, la razón es sencilla: se trata de 5 clases de ofensas y blasfemias proferidas contra el Inmaculado Corazón de María:
1-  Blasfemias contra su Inmaculada Concepción.
2-  Contra su virginidad perpetua.
3-  Contra su Maternidad Divina, rehusando al mismo tiempo recibirla como Madre de los hombres.
4-  Contra los que procuran públicamente infundir en los corazones de los niños, la indiferencia, el desprecio y hasta el odio hacia la Madre Inmaculada.
5-  Contra los que la ultrajan directamente en sus sagradas imágenes.”

"He aquí hija mía, por que ante este Inmaculado Corazón ultrajado, se movió mi misericordia a pedir esta pequeña reparación, y, en atención a Ella, a conceder el perdón a las almas que tuvieran la desgracia de ofender a mi Madre. En cuanto a ti procura incesantemente con tus oraciones y sacrificios moverme a misericordia para con esas almas".

LA HERMANA LUCÍA DE FÁTIMA Y PONTEVEDRA

En Noviembre de 2002, el Secretariado para la canonización de los pastorcitos, publicó en Fátima un libro titulado "La gran promesa". Al comienzo se lee: "La Historia y el mensaje de Fátima no se agota con las apariciones acaecidas en Coba de Iría en 1917. Se complementan con las apariciones de Pontevedra y Tuy entre los años 1925 y 1929 a la Hermana Lucia". La afirmación es muy importante y más al ser realizada a través de un libro editado por un organismo oficial del Santuario portugués. Fátima y Pontevedra están vinculadas en la persona de la Hermana Lucia, que allí y en nuestra ciudad vio, escuchó y habló con Nuestra Señora, así lo consigna ella de su puño y letra en las "Memorias" que son su Autobiografía.
Ya en la aparición del 13 de Julio de 1917 en Fátima, la Virgen le manifiesta una promesa: "...vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón y la. Comunión reparadora de los primeros sábados..." La promesa será cumplida con las apariciones del 10 de diciembre de 1925 en Pontevedra y el 13 de junio de 1929 en Tuy. Son las dos de enorme trascendencia pues de ella arrancan la Devoción de los Primeros Sábados, extendida ahora por toda la Iglesia y la Consagración al Corazón Inmaculado de María realizada por el Santo Padre Juan Pablo II el 25 de marzo de 1984 en la Plaza de San Pedro ante la imagen de "Nossa Senhora", que se venera en "a capelinha" de las Apariciones de Fátima y que el Papa solicitó que fuera trasladada a Roma para esta ocasión.
Es sorprendente, que un hecho de tanta trascendencia tenga como "causante" a una sencilla religiosa. Ha sido ella y sólo ella quien a través de las autoridades eclesiásticas competentes hizo llegar esta petición al Santo Padre e insistió durante años hasta su realización.
La vidente de Fátima llegó a Pontevedra cuando tenía dieciocho años de edad como postulante de las Religiosas de santa Dorotea, al colegio que entonces tenían en la calle, llamada ahora Rúa de Sor Lucía, y en el que se han formado varias generaciones de mujeres pontevedresas. Más tarde se trasladó a Tuy, para realizar el noviciado en el Convento que allí tienen estas religiosas, para regresar de nuevo a Pontevedra como religiosa Dorotea ocupándose en las tareas más humildes y pasando prácticamente desapercibida. En 1948 ingresa como Carmelita Descalza en el Monasterio de Santa Teresa de Coimbra, son pues más de veinte años viviendo en la provincia de Pontevedra.

En nuestra ciudad fue intervenida quirúrgicamente por el eminente cirujano D. Enrique Marescot, en el Sanatorio que él había fundado. De ahí arrancó una profunda amistad con él y sus familiares, que se ha mantenido fiel hasta el fallecimiento de la vidente. Además de encontrarse en diversas ocasiones en el Monasterio de las Carmelitas Descalzas de Coimbra, departiendo en el locutorio familiarmente donde hablaban de Dios, de sus preocupaciones y de nuestra querida Pontevedra y de sus gentes, han mantenido una copiosa y entrañable correspondencia en la que se reflejan los sucesos familiares habituales: bodas, bautizos, defunciones, exámenes, enfermedades, fiestas de aniversario...  se percibe la honda humildad de un alma de Dios.
Hay detalles encantadores, como la petición de unos zuecos de madera, para trabajar en la. huerta o la ayuda para poder pasar por la frontera unas vidrieras para la iglesia del Monasterio y que resolverá un pontevedrés, el ingeniero de Industria Julio Muíños. Todos los años por Navidad, hasta estas últimas, esta familia le envió a Coimbra, para ella y las Carmelitas el mazapán elaborado por una pastelería pontevedresa.
Otra amistad, iniciada en Tuy y mantenida durante muchos años ha sido con las hermanas Teresa, Mercedes y Carmen Rodríguez Fonseca, que trabajaron en la Delegación de Hacienda de Pontevedra y vivieron en nuestra ciudad hasta el fallecimiento de Carmen, cuando ya había cumplido los noventa años. Al igual que la anterior familia, la correspondencia ha sido abundantísima y rebosante de humanidad y sentido sobrenatural.
Cientos de veces, y no exagero un ápice pues las he visto, la Hermana Lucia escribió el Nombre de Pontevedra en los sobres en los que escribía sus cartas o postales, con una caligrafía firme y clara, aún después de cumplir los noventa años.
Con gran visión histórica estas familias conservaron las cartas e incluso los sobres en las que fueron enviadas. Al poner este hecho en conocimiento de un experto en Historia de la Iglesia Contemporánea, que reside en Roma, me escribió: "Es un tesoro, lo que se ha salvado. En el futuro se lo agradecerán los historiadores, biógrafos y todo el que sepa lo que es Fátima y quién es la Hermana Lucia. "
Cuando se publique su Biografía y su Epistolario el querido nombre de Pontevedra aparecerá en muchas de sus páginas y será leído en todos los rincones del mundo donde la Iglesia esté presente. De hecho, gracias a la Hermana Lucia, ya se acercan a nuestra ciudad para rezar en la casa de las Apariciones cientos de personas de las más diversas procedencias y estoy seguro que en el futuro irá en aumento pues no es difícil aventurar, que la Hermana Lucia al igual que sus primos Jacinta y Francisco gozará de la gloria de los altares.
La vida de la Hermana Lucia ha transcurrido en cuatro lugares; Fátima, Coimbra, Tuy y Pontevedra.
En la historia milenaria de nuestra ciudad pienso que jamás nunca vivió en ella una persona con tanta proyección universal como esta humilde portuguesa elegida y bendecida por Dios y por "Nossa Señora". Esta proyección universal se agrandará todavía más por la vinculación tan extraordinaria que existe entre Fátima y Juan Pablo II, una personalidad egregia del siglo XX.
Hermana Lucia: "moito obrigado". Y no te olvides de Pontevedra y los pontevedreses.
(Fuente: archicompostela.org)

Livros católicos

Ebook cattolici

Bibbia, Vangeli, Catechismo della Chiesa Cattolica, Storia della Chiesa

Dizionari

Preghiera

Classici Cristiani

  • L'imitazione di Cristo di Tommaso da KempisEPUB MOBI HTML
  • L'imitazione di Maria di Edoardo CiccodicolaEPUB MOBI HTML
  • Trattato della vera devozione a Maria di San Luigi Maria Grignion de MontfortEPUB MOBI HTML
  • Il segreto ammirabile del Santo Rosario di San Luigi Maria Grignion de MontfortEPUB MOBI HTML
  • Il grande segreto per diventare santi di San Luigi Maria Grignion de MontfortEPUB MOBI HTML
  • Le Glorie di Maria di Sant'Alfonso Maria de LiguoriEPUB MOBI HTML
  • Del Gran mezzo della preghiera di Sant'Alfonso Maria de LiguoriEPUB MOBI HTML
  • La necessità della preghiera di Sant'Alfonso Maria de LiguoriEPUB MOBI HTML
  • I racconti di un pellegrino russoEPUB MOBI HTML
  • Filotea di San Giovanni di SalesEPUB MOBI HTML
  • I fioretti di San FrancescoEPUB MOBI HTML
  • Storia di un anima di Santa Teresa di LisieuxEPUB MOBI HTML
  • Esercizi Spirituali di Sant'IgnazioEPUB MOBI HTML
  • Trattato della vita spirituale di San Vincenzo FerreriEPUB MOBI HTML
  • Il castello interiore di Santa Teresa d'AvilaEPUB MOBI HTML
  • La nuvoletta del Carmelo di San Giovanni BoscoEPUB MOBI HTML
  • Maria Ausiliatrice col racconto di alcune grazie di San Giovanni BoscoEPUB MOBI HTML
  • Maraviglie della Madre di Dio di San Giovanni BoscoEPUB MOBI HTML
  • Specchio (o salutazione) della Beata Vergine Maria di Corrado da SassoniaEPUB MOBI HTML
  • E' Gesù che passa di San Josemaría Escrivá de BalaguerEPUB MOBI HTML
  • Opera Omnia - San Francesco d'AssisiEPUB MOBI HTML
  • Opera Omnia - Santa Chiara d'AssisiEPUB MOBI HTML
  • Meditazioni della Beata Madre Teresa di CalcuttaEPUB MOBI HTML
  • Madre Mia quanto sei bellaEPUB MOBI HTML
  • Con Maria la vita è bellaEPUB MOBI HTML
  • Con Maria verso GesùEPUB MOBI HTML
  • Il mio ideale Gesù figlio di Maria di p. Emilio NeubertEPUB MOBI HTML
  • L'anticristo di Vladimir Sergeevic SolovievEPUB MOBI HTML
  • Salita del Monte Carmelo di San Giovanni della CroceEPUB MOBI HTML
  • Maria e la sua armataEPUB MOBI HTML

Biografie di santi, Visioni, Profezie, Rivelazioni

  • La Misericordia Divina nella mia anima - Diario di Santa suor Faustina KowalskaEPUB MOBI HTML
  • L'Araldo del Divino Amore di Santa Gertrude di HelftaEPUB MOBI HTML
  • La vita di Maria della Beata Anna Caterina EmmerickEPUB MOBI HTML
  • La Passione di Nostro Signore della Beata Anna Caterina EmmerickEPUB MOBI HTML
  • Le visioni della Beata Anna Caterina EmmerickEPUB MOBI HTML
  • La Mistica Città di Dio di Suor Maria d'AgredaEPUB MOBI HTML
  • I sogni di San Giovanni BoscoEPUB MOBI HTML
  • Vita di Santa Margherita Maria Alacoque (scritta da lei stessa)EPUB MOBI HTML
  • I primi nove venerdì del mese - la grande promessaEPUB MOBI HTML
  • Diario di Santa Gemma GalganiEPUB MOBI HTML
  • Il diario della Beata Elisabetta Canori MoraEPUB MOBI HTML
  • Il diario mistico di Camilla BraviEPUB MOBI HTML
  • Diario di Louise Marguerite Claret De La ToucheEPUB MOBI HTML
  • Il libro della Grazia speciale - Rivelazioni di Santa Metilde di HackebornEPUB MOBI HTML
  • Le Rivelazioni di Santa Brigida di SveziaEPUB MOBI HTML
  • Amore per amore: diario di Suor Maria Costanza del Sacro CostatoEPUB MOBI HTML
  • Beata Marietta RubattoEPUB MOBI HTML
  • Beato Bartolo LongoEPUB MOBI HTML
  • Colui che parla dal fuoco - Suor Josefa MenendezEPUB MOBI HTML
  • Così lontani, così vicini - Gli angeli nella vita di Santa Gemma GalganiEPUB MOBI HTML
  • Cristo Gesù nella Beata Alexandrina da BalasarEPUB MOBI HTML
  • Il mistero del Sangue di Cristo - Suor Maria Antonietta PrevedelloEPUB MOBI HTML
  • Santa Gertrude Di Helfta di don Giuseppe TomaselliEPUB MOBI HTML
  • Vita della Serva di Dio Edvige CarboniEPUB MOBI HTML
  • Diario di Edvige CarboniEPUB MOBI HTML
  • Rimanete nel mio amore - Suor Benigna Consolata FerreroEPUB MOBI HTML
  • Il Sacro Cuore e il Sacerdozio. Biografia di Madre Luisa Margherita Claret de la ToucheEPUB MOBI HTML
  • Figlia del dolore Madre di amore - Alexandrina Maria da CostaEPUB MOBI HTML
  • Il piccolo nulla - Vita della Beata Maria di Gesu CrocifissoEPUB MOBI HTML
  • Beata Anna Schaffer: Il misterioso quaderno dei sogniEPUB MOBI HTML
  • Beata Chiara bosattaEPUB MOBI HTML
  • Beata Maria Candida dell'EucaristiaEPUB MOBI HTML
  • Fratel Ettore BoschiniEPUB MOBI HTML
  • Il cuore di Gesù al mondo di Suor Maria Consolata BetroneEPUB MOBI HTML
  • Madre Giuseppina BakhitaEPUB MOBI HTML
  • Beata Maria di Gesù Deluil-MartinyEPUB MOBI HTML
  • Serva di Dio Luigina SinapiEPUB MOBI HTML
  • Marie-Julie JahennyEPUB MOBI HTML
  • Marie Le ValleesEPUB MOBI HTML
  • I SS. Cuori di Gesù e di Maria. La salvezza del mondo, le loro apparizioni, promesse e richiesteEPUB MOBI HTML
  • La testimonianza di Gloria PoloEPUB MOBI HTML
  • Chiara Luce BadanoEPUB MOBI HTML
  • Madre Carolina VenturellaEPUB MOBI HTML
  • Madre SperanzaEPUB MOBI HTML

Novissimi

Patristica

  • Scritti dei primi cristiani (Didachè, Lettera a Diogneto, Papia di Gerapoli)EPUB MOBI HTML
  • I padri apostolici (S.Clemente Romano,S.Ignazio di Antiochia,Il Pastore d'Erma, S.Policarpo di Smirne)EPUB MOBI HTML
  • I padri della chiesa: Scritti di Sant'AgostinoEPUB MOBI HTML
  • I padri della chiesa: Sant'Agostino, la città di DioEPUB MOBI HTML
  • I padri della chiesa: Sant'Agostino, le confessioniEPUB MOBI HTML
  • I padri della chiesa: Clemente Alessandrino,Sant'Ambrogio, Sant'Anselmo, San Benedetto,San Cirillo di GerusalemmeEPUB MOBI HTML
  • I padri della chiesa: San Giustino, San Leone Magno, Origene, Cirillo d'Alessandria, San Basilio, Atenagora di Atene, Rufino di Aquileia,Guigo il CertosinoEPUB MOBI HTML
  • I padri della chiesa: San Giovanni CrisostomoEPUB MOBI HTML
  • I padri della chiesa: San Gregorio di NissaEPUB MOBI HTML
  • I padri della chiesa: Quinto Settimio Fiorente TertullianoEPUB MOBI HTML
  • I padri del deserto: Evagrio Pontico, Sant'Antonio AbateEPUB MOBI HTML
  • I padri esicasti : La preghiera del Cuore,Gregorio il sinaita,Niceforo il solitario, San Barsanufio e Giovanni, Pseudo MacarioEPUB MOBI HTML

Sacramenti e vita cristiana

Altri libri

  • La Divina Commedia (Inferno, Purgatorio, Paradiso) di Dante AlighieriEPUB MOBI HTML
  • La storia d'Italia di San Giovanni BoscoEPUB MOBI HTML
  • I testimoni di Geova di Don Vigilio Covi