Arquivo do blog

sexta-feira, 13 de março de 2015

La Hermana Lucia de Fátima al Padre Agustín Fuentes - 22 de mayo de 1958 : «Padre, la Virgen está muy disgustada, porque no se ha hecho caso a Su Mensaje de 1917."


 


MENSAJE DE SOR LUCIA AL PADRE AGUSTÍN FUENTES,
POSTULADOR DE LA CAUSA DE BEATIFICACIÓN DE FRANCISCO Y JACINTA



Padre Agustín Fuentes.

Sor Lucía
EL SANTO PADRE me permitió visitar a sor Lucía, en el Carmelo donde se encuentra ahora:
Me recibió llena de tristeza y muy afligida.
Y me dijo: Padre, NUESTRA SEÑORA está muy descontenta porque no hicieron caso de su Mensaje de 1917, ni los buenos, ni los malos en su vida ancha de perdición, no teniendo en cuenta los castigos que les amenazarán. Créame, Padre; el SEÑOR castigará al mundo de prisa, el castigo es inminente, el castigo material vendrá en seguida...Crea, Padre; ¡cuántas almas irán al infierno! , y esto sucederá porque no hacen penitencia. Esta es la causa de la tristeza de Nuestra Señora. Padre, diga a todos que Nuestra Señora me lo dijo muchas veces: Muchas naciones desaparecerán de la faz de la Tierra. Rusia será su azote, escogido por Dios para castigar al mundo , si vosotros por medio de la ORACIÓN y los SACRAMENTOS no obtenéis la gracia de su conversión.
Diga, Padre, que el demonio está preparando la batalla decisiva contra Nuestra Señora. Lo que más aflige su Inmaculado Corazón y el de Jesús, es la caída de las almas religiosas y sacerdotales, abandonando su excelsa vocación, arrastrando muchas almas al Infierno...
Tenemos e nuestra disposición dos medios eficacísimos, ORACIÓN y SACRIFICIO. El demonio quiere apoderarse de las almas consagradas, intenta corromperlas para inducir e otras a la impenitencia final, USA DE TODAS LAS ASTUCIAS PARA INTRODUCIR EL MUNDO en la vida Religiosa; de aquí viene la esterilidad de la vida interior, de la frialdad de los seglares a la renuncia de los placeres, y a la total inmolación a Dios.
Diga Padre, que dos cosas motivaron la santificación de Francisco y Jacinta: La aflicción de Nuestra Señora, y la vista del Infierno. Nuestra Señora se encuentra ahora entre dos espadas: de una parte, ve a la humanidad obstinada e indiferente ante los castigos amenazadores que se aproximan, quedando incrédulos, sensuales y materialistas. Nuestra Señora me dijo expresamente: Se aproximan los últimos tiempos. Lo dijo por tres veces.
Primero afirmó que el demonio trabará una lucha decisiva... al final de la cual uno quedará derrotado: o estamos con Dios, o con el demonio. La estatua de la VIRGEN DE FÁTIMA que está peregrinando por las naciones americanas, por sus ojos, se la vió llorar en varias ocasiones. La causa es porque la mayoría de las personas no cumple su Mensaje.
La segunda vez me dijo que los últimos remedios dados al mundo son el Santo Rosario y la devoción a su INMACULADO CORAZÓN. Últimos significa que no hay otros.
La tercera vez me dijo que agotados los otros medios despreciados por las hombres , nos de Dios la última áncora de salvación, que es la Santísima Virgen en PERSONA... señales de lágrimas, Mensajes de diferentes videntes esparcidos por todo el mundo... Padre, me decía Lucía, es URGENTE que tomemos en serio tan terrible realidad. Desde que la Santísima Virgen nos enseñó la gran eficacia del Santo Rosario, no hay problema material, espiritual e internacional que no se pueda resolver con el SANTO ROSARIO y nuestro sacrificio".
En el mensaje de GARABANDAL dado por la Virgen el 18 de Junio de 1965 dijo, éste es el último y que el aviso y el milagro ya nadie los puede detener, en cambio, el castigo se puede evitar entre todos, siendo buenos y cumpliendo bien el Mensaje.
¡Jesús, María, os amo, salvad las almas!
Se ruega su difusión
URGENTE
Con licencia Eclesiástica.