Arquivo do blog

sábado, 14 de março de 2015

Vivir la Santa Misa, Mons. Javier Echevarría



Hace cinco años, con ocasión del Gran Jubileo promulgado por Juan Pablo II, reuní

algunas consideraciones sobre diversos aspectos del ser y del quehacer de los cristianos, de

la vida espiritual y apostólica que el Maestro vino a traer a la tierra.

Los itinerarios de vida cristiana, que entonces trazaba, ponían de relieve –no podía

ser de otro modo– que cabe resumir el cristianismo en el encuentro de cada uno con Jesús,

que culmina en la plena adhesión al Hijo de Dios consubstancial al Padre. Es un encuentro

personal, singularmente profundo y totalizante, que implica acogerle y saberse acogido por

Él; creer en Él y sentir a la vez toda la confianza que el Señor deposita en cada uno de sus

discípulos; amarle de manera absoluta, sin condición alguna, porque así es el amor de

Quien ha dado su vida en la Cruz por todos y por cada uno de nosotros. leer...