Arquivo do blog

sábado, 24 de janeiro de 2015

LA ORACIÓN. CATECISMO EN VIDEOS.


LA ORACIÓN. CATECISMO EN VIDEOS. TEMA VEINTE.


Con este video retomamos la publicación de esta serie de videos editados y remasterizados por CATEQUISTAS CATÓLICOS, misma que quedó interrumpida medio año por necesidades particulares de sus editores, como informamos el 6 de julio de 2014. Ahora, publicamos el tema veinte de la serie. Como explicamos en el primer tema, el material está plenamente apegado al dogma y cuenta con la aprobación del entonces arzobispo primado de México. Está dirigido a niños y adolescentes pero también es útil y aprovechable para adultos. Seguramente muchos lectores adultos aprenderán aspectos que desconocían de su fe y de la historia sagrada.

Es muy aconsejable que los papás lo vean conjuntamente con sus hijos, pues es un material muy didáctico y con doctrina segura, para que lo utilicen como complemento en la catequesis familiar. Por supuesto, será de gran utilidad y apoyo didáctico, también, para el catecismo en grupos de iglesias y parroquias.


Agradecemos a CATEQUISTAS CATÓLICOS habernos dado la primicia de esta excelente serie y habernos notificado su reanudación. Como todo nuestro material, se autoriza la reproducción de los videos en otros blogs y páginas web católicas.
Para ver todo lo editado (las demás partes de la serie se irán publicando paulatinamente), basta hacer click en nuestra etiqueta: 


DE LA ORACIÓN EN GENERAL
Tomado del Catecismo mayor de San Pío X

254.- ¿De qué se trata en la segunda parte de la Doctrina Cristiana? - En la segunda parte de la Doctrina Cristiana se trata de la oración en general y del Padrenuestro en particular.
255.- ¿Qué es la oración? - Oración es una elevación de la mente a Dios para adorarle, darle gracias y pedirle lo que necesitamos.
256.- ¿De cuántas maneras es la oración? - La oración es de dos maneras: mental y vocal. Oración mental es la que se hace con solo la mente; oración vocal es la que se hace con las palabras, acompañadas de la atención de la mente y de la devoción del corazón.
257.- ¿Hay otras maneras de oración? - Hay otras maneras de oración, a saber: privada y pública.
258.- ¿Qué es la oración privada? - Oración privada es la que uno hace en particular para sí o para otros.
259.- ¿Qué es la oración pública? - Oración pública es la que se hace por los sagrados Ministros, a nombre de la Iglesia y por la salvación del pueblo fiel. Puede llamarse, asimismo oración pública  la oración hecha en común y públicamente por los fieles, como en las procesiones, en las romerías o en la Iglesia.
260.- ¿En qué se funda la esperanza de recabar de Dios por medio de la oración los auxilios y gracias que necesitamos? - La esperanza de recabar de Dios por medio de la oración las gracias que necesitamos se funda en la promesa de Dios omnipotente, misericordioso y fidelísimo, y en los merecimientos de Jesucristo.
261.- ¿En qué nombre hemos de pedir las gracias que necesitamos? - Hemos de pedir a Dios las gracias que necesitamos en nombre de Jesucristo, como el mismo nos lo ha enseñado y como lo practica la Iglesia, terminando todas las oraciones con estas palabras: per Dóminum nostrum Iesum Christum, esto es, por Nuestro Señor Jesucristo.
262.- ¿Por qué hemos de pedir a Dios las gracias en nombre de Jesucristo? - Hemos de pedir a Dios la gracias en nombre de Jesucristo porque siendo El nuestro medianero, sólo por medio de El podemos acercarnos al trono de Dios.
263.- ¿Por qué muchas veces no son oídas nuestras oraciones, siendo así que la oración tiene tanta virtud? - Muchas veces no son oídas nuestras oraciones porque o pedimos cosas que no convienen a nuestra salvación eterna o porque no pedimos como debemos.
264.- ¿Qué cosas debemos principalmente pedir a Dios? - Debemos principalmente pedir a Dios su gloria, nuestra eterna salvación y los medios de alcanzarla.
265.- ¿No es lícito pedir también a Dios bienes temporales? - Si, señor; es lícito pedir también a Dios bienes temporales, aunque siempre con la condición de que sean conformes a su santísima voluntad y no impidan nuestra eterna salvación.
266.- ¿A qué pedir a Dios lo que necesitamos, si ya lo sabe? - Aunque Dios sepa lo que necesitamos, quiere, no obstante, que se lo pidamos para reconocerle como dador de todo bien, atestiguarle nuestra humilde sumisión y merecer sus favores.
267.- ¿Cuál es la primera y mejor disposición para hacer eficaces nuestras oraciones? - La primera y mejor disposición para hacer eficaces nuestras oraciones es estar en gracia de Dios o desear, al menos, ponerse en tal estado.
268.- ¿Que otras disposiciones se requieren para bien orar? - Para bien orar se requieren especialmente recogimiento, humildad, confianza, perseverancia y resignación.
269.- ¿Qué quiere decir orar con recogimiento? - Quiere decir pensar que hablamos con Dios, por lo cual hemos de orar con todo respeto y devoción, evitando cuanto es posible las distracciones, esto es, todo pensamiento extraño a la oración.
270.- ¿Disminuyen las distracciones el mérito de la oración? - Si, señor; cuando nosotros mismos las procuramos o bien no las desechamos con diligencia. Mas si hacemos lo posible para estar recogidos en Dios, no menoscaban el mérito de nuestra oración, antes pueden acrecentarlo.
271.- ¿Que se requiere para hacer oración con recogimiento? - Antes de la oración debemos alejar todas las ocasiones de distracción, y  durante ella pensar que estamos delante de Dios, que nos ve y escucha.
272.- ¿Qué quiere decir orar con humildad? - Quiere decir reconocer sinceramente la propia indignidad, impotencia y miseria, acompañando la oración con la compostura del cuerpo.
273.- ¿Qué quiere decir orar con confianza? - Quiere decir que hemos de tener firme esperanza de ser oídos, si ha de ser para gloria de Dios y nuestro verdadero bien.
274.- ¿Que quiere decir orar con perseverancia? - Quiere decir que no hemos de cansarnos de orar, aunque Dios no nos oiga inmediatamente, sino que hemos de seguir orando con más fervor.
275.- ¿Que quiere decir orar con resignación? - Quiere decir que nos hemos de conformar con la voluntad de Dios, pues conoce mejor que nosotros cuanto nos es necesario para nuestra salvación eterna, aun en el caso que no sean oídas nuestras oraciones.
276.- ¿Oye Dios siempre las oraciones bien hechas? - Sí, señor; siempre oye Dios las oraciones bien hechas, pero siempre en el modo que El sabe que es provechoso para nuestra eterna salvación, y no siempre según nuestra voluntad.
277.- ¿Que efectos produce en nosotros la oración? - La oración nos hace reconocer nuestra dependencia de Dios, supremo Señor, en todas las cosas; nos hace pensar en las cosas celestiales, nos hace adelantar en la virtud, nos alcanza de Dios misericordia, nos fortalece contra las tentaciones, nos conforta en las tribulaciones, nos socorre en nuestras necesidades y nos impetra la gracia de la perseverancia final.
278.- ¿En qué ocasiones especialmente hemos de orar? - Hemos de orar especialmente en los peligros, en las tentaciones, en el trance de la muerte; además, hemos de orar frecuentemente, y es bien que esto se haga a la mañana, a la tarde y al principio de las acciones más importantes del día.
279.- ¿Por quiénes hemos de orar? - Hemos de orar por todos, a saber: por nosotros mismos, por nuestros padres, superiores, bienhechores, amigos y enemigos; por la conversión de los pobres pecadores, de los que están fuera de la Iglesia y por las benditas almas del purgatorio.