Arquivo do blog

terça-feira, 5 de janeiro de 2016

3 de Enero de 1944: Aparición de la Virgen a Sor Lucía y visión de la lanza en llamas que toca el eje de la Tierra.


3 de Enero de 1944: Aparición de la Virgen a Sor Lucía y visión de la lanza en llamas que toca el eje de la Tierra.

QUIEN COMO DIOS... NADIE COMO DIOS....

3 DE ENERO DE 1944: APARICIÓN DE LA VIRGEN A SOR LUCÍA Y VISIÓN DE LA LANZA EN LLAMAS QUE TOCA EL EJE DE LA TIERRA.

3 de Enero – 72º Aniversario
Año: 1944 / Lugar: Convento de las Hermanas Doroteas, Galicia, España
Aparición de la Virgen y visión de la lanza que se desprende como una llama y toca el eje de la Tierra.
Vidente: Sor María Lucía de Jesús Dos Santos (1907-2005)

Tomado del libro: “Un Camino bajo la Mirada de María”
Biografía de la Hermana María Lucía de Jesús y del Corazón Inmaculado.Carmelo de Santa Teresa, Ediciones Carmelo, Coimbra, 2013.

Se trata de un manuscrito inédito de Sor Lucía, publicado en 2013, en el libro: “Un Camino bajo la Mirada de María; libro que recoge la biografía escrita por sus Hermanas del Carmelo, donde vivió sus últimos años y murió Sor Lucía, vidente de Fátima.
En el relato, la Hermana Lucía cuenta que alrededor de las 4:00 pm, del día 3 de enero de 1944, rezando en la Capilla del Convento delante del Tabernáculo, le pidió a Jesús que le hiciese conocer Su Voluntad. Y entonces, ella escribe:

«Senti então, que uma mão amiga, carinhosa e maternal me toca no ombro, levanto o olhar e vejo a querida Mãe do Céu.

«Sentí entonces, que una mano amiga, cariñosa y maternal me toca en el hombro, levanto la mirada y veo a la querida Madre del Cielo.
Não temas, quis Deus provar a tua obediência, Fé e humildade, está em paz e escreve o que te mandam, não porém o que te é dado entender do seu significado.”
—No temas, Dios quiso probar tu obediencia, fe y humildad; queda en paz y escribe lo que te mandan, pero no lo que te es dado a entender de su significado.
E senti o espírito inundado por um mistério de luz que é Deus e N’Ele vi e ouvi,
—A ponta da lança como chama que se desprende, toca o eixo da terra.

Y yo sentí el espíritu inundado por un misterio de luz que es Dios, y en Él vi y oí:
—La punta de la lanza, como llama que se desprende, toca el eje de la Tierra.

— Ela estremece: montanhas, cidades, vilas e aldeias com os seus moradores são sepultados.
—Ella se estremece: montañas, ciudades, pueblos y aldeas con sus habitantes son sepultados.
O mar, os rios e as nuvens saem dos seus limites, transbordam, inundam e arrastam consigo num redemoinho, moradias e gente sem número que não se pode contar, é a purificação do mundo pelo pecado em que se mergulha.
El mar, los ríos y las nubes salen de sus límites, desbordándose, inundando y arrastrando consigo en un remolino, casas y personas sin número, que no se pueden contar, es la purificación del mundo por el pecado en el cual está inmerso.
O ódio, a ambição provocam a guerra destruidora!
¡El odio, la ambición provocan la guerra destructora!
Depois senti no palpitar acelerado do coração e no meu espírito o eco de uma voz suave que dizia:
Después sentí, en el palpitar acelerado del corazón y en mi espíritu, el eco de una Voz suave que decía:
—No tempo, uma só Fé, um só Batismo, uma só Igreja, Santa, Católica, Apostólica. Na eternidade, o Céu!
—En el tiempo, una sola Fe, un solo Bautismo, una sola Iglesia, Santa, Católica y Apostólica. ¡En la eternidad, el Cielo!
Esta palavra Céu encheu a minha alma de paz e felicidade, de tal forma que quase sem me dar conta, fiquei repetindo por muito tempo:
Esta palabra Cielo llenó mi alma de paz y felicidad, de tal forma que casi sin darme cuenta, quedé repitiendo por mucho tiempo:
—O Céu! o Céu!»
—¡El Cielo! ¡El Cielo!»
Sor Lucía_manuscrito
La edición del Carmelo de Coimbra reproduce en la página 159, una fotocopia del manuscrito de la Hermana Lucía donde se encuentra el presente texto.
La hermana Lucía concluye el texto arriba citado con la frase: “Apenas pasó la mayor fuerza de lo sobrenatural fui a escribir y lo hice sin dificultad, el día 3 de enero de 1944, de rodillas, apoyada sobre la cama que me servía de mesa.”
La Santísima Virgen le dice:
Después de escrito, mételo en un sobre fechado y lacrado y escribe por fuera, «que sólo puede ser abierto en 1960, por el Sr. Cardenal Patriarca de Lisboa o por el Sr. Obispo de Leiría.»

Obviamente ella escribió sólo lo que le fue revelado el 13 de julio de 1917 —el Tercer Secreto—, omitiendo, conforme las instrucciones que acabara de recibir de la Madre de Dios, cualquier otra explicación: “Y escribe lo que te mandan, pero no lo que te es dado a entender de su significado.”
La carta con ese texto llegó a su destino, según lo confirma el recibo de recepción, mas no recibió respuesta.

LA CONSAGRACIÓN DE RUSIA AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA
FUE ACEPTADA POR EL CIELO.

El mismo libro también dice que la Hermana Lucía creía, basada en comunicaciones con la Santísima Virgen, que la Consagración de Rusia al Corazón Inmaculado no fue cumplida totalmente por el Papa Pío XII en 1942 —conforme a lo solicitado en Fátima, ni tampoco la primera ceremonia del Papa Juan Pablo II en 1981. En cambio, la segunda Consagración realizada por San Juan Pablo II, el 25 de marzo de 1984, fue de hecho aceptada por la Santísima Madre.
Sor Lucía-y-Juan-Pablo-II
Rusia fue mencionada explícitamente por la Virgen de Fátima, el 13 de Julio de 1917:
“… vendré a pedir la Consagración de Rusia a Mi Inmaculado Corazón y la comunión reparadora de los Primeros Sábados. Si atienden Mis deseos, Rusia se convertirá y habrá paz; si no, esparcirá sus errores por el mundo, promoviendo guerras y persecuciones de la Iglesia: los buenos serán martirizados; el Santo Padre tendrá que sufrir mucho; varias naciones serán aniquiladas.
Al final, Mi Inmaculado Corazón Triunfará. El Santo Padre Me Consagrará a Rusia, que se convertirá, y será concedido al mundo algún tiempo de paz…”
Y doce años más tarde, el 13 de Junio de 1929, cuando Sor Lucía ya había pronunciado sus primeros votos en el noviciado de las Doroteas, en Tuy, ciudad española cercana a Pontevedra, la Santísima Virgen le dice:
“Ha llegado el momento en que Dios pide al Santo Padre que haga, en unión con todos los Obispos del mundo, la Consagración de Rusia a Mi Inmaculado Corazón; prometiendo salvarla por este medio…”
Inmediatamente después de la Consagración de Juan Pablo II, en 1984, fue que el comunismo cayó en las naciones del bloque del Este y luego —increíblemente— en la propia Rusia.
Las monjas del Carmelo dicen que la Hermana Lucía estaba alternativamente divertida y molesta por aquellos que argumentaban que la parte formal del Tercer Secreto, que se le dio en 1917, no había sido revelada por el Vaticano en el año 2000. Ella les dijo en repetidas ocasiones que sí lo fue.
“El secreto fue revelado plenamente en 2000, como la Hermana Lucía escribió y lo envió en un sobre cerrado al Obispo José Correia da Silva”, —dice el libro.
“Ella misma confirmó su autenticidad varias veces frente a testigos antes de su revelación al público, el 13 de mayo 2000, en Fátima. Ella incluso confirmó su escrito varias veces en presencia de testigos después de recibir la noticia de que su autenticidad fue cuestionada. Luego, en diciembre de 2003, Su Eminencia el Cardenal Bertone la visitó y otra vez ella le dio la respuesta: el secreto ha sido revelado plenamente. Luego agregó: ¡Algunas personas nunca son felices! Eso no importa”.
Añadieron las monjas:
“Fue doloroso para la Hermana Lucía escuchar la insistencia de algunos de que la tercera parte del Secreto no se reveló plenamente. Ella se lamentó: ‘Si tan sólo vivieran lo que es más importante de lo que ya se ha dicho… Ellos sólo se preocupan por lo que queda por decir, en lugar de cumplir con la petición de oración y penitencia’.”
De hecho, la petición de Nuestra Señora de la devoción del Primer Sábado —transmitida en los secretos— rara vez es mencionada o seguida.
Esclarecedor video de Antonio Yagüe explicando el Tercer Secreto de Fátima y la relación de la visión escrita por Sor Lucía el 3 de enero de 1944, con el Aviso.
________________________
Otras Fuentes: