ABADIA DE FONTGOMBAULT





  

Arquivo do blog

domingo, 17 de janeiro de 2016

Jesús:" Esa oración es la oración de la vida que realmente quiero. Debido a que esta oración se combina con su amor por Mí y por sus cercanos"

El camino del amor para el Señor
Conversaciones íntimas de Julia Kim con Nuestro Señor, para Su Guía

- 27 de Agosto de 1980
Una de las clientas habituales de nuestro salón de belleza estaba experimentando un problema en su familia. Después de repetidas peleas con su marido, estaba pensando en el divorcio.
Ella me dijo que decidió obtener un divorcio porque su marido le había sido infiel. Después de escuchar su historia, le dije, "¿Se puede considerar también que a veces puede ser que haya sido negligente hacia su marido y sus hijos, a causa de su trabajo y, por lo tanto, puede que tenga que compartir la responsabilidad de la actual dificultad en alguna medida? Cubra todo con amor y perdone a su marido. Entonces, él sentirá lástima y mejorará." Al escucharme, ella abrió los ojos ampliamente y dijo en voz alta: "¿Usted realmente quiere decir que yo lo perdone, a pesar de su infidelidad?" Ella siguió mirándome y repetidamente dijo que ella no lo podía perdonar. Le dije: "Sí, me refería a que lo debe perdonar. Este problema sólo podría ser un viento que pasa. Darse cuenta que puede ser un régimen establecido por el demonio de la división, que quiere destruir su feliz relación".
Ella se limitó a decir: "No, simplemente no puedo perdonarlo. He estado trabajando muy duro todos los días para ganar aún un poco más de dinero para la familia, pero mi marido no piensa en la familia, sólo coquetea con otra mujer, descuidando a su trabajadora mujer y a los niños. ¿Cómo puede un ser humano normal, hacer una cosa así? Yo simplemente no puedo entender".
Yo no quería rendirme y continué hablándole a ella sobre el tema del amor. Como ella no mostró ningún signo de cambio en su pensamiento, decidí confiar todo al Señor y orar.
Sabía que muchas mujeres tenían el hábito de conseguir un corte de pelo cuando estaban deprimidas. Esta clienta también me pidió que le cortara el pelo. Cuando comencé a cortar el pelo, me hice la señal de la cruz y oré: "En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo! Señor, manifestar tu gloria a través de esta sierva pecadora. "Entonces, cada vez que cortaba el pelo con las tijeras, oraba:"..Córtale su odio" " Córtale su ira." "Córtale su incapacidad de perdonar". "Córtale su egocentrismo." "Córtale todos sus malos hábitos y los de su familia.". . . .
Cuando terminé de cortar el pelo, empecé a formarle el peinado con un secador y oraba: "¡Jesús! Usted ha recortado todo lo malo de su alma. Ahora, restablece el orden en su alma, restaura el amor que se ha perdido, y embellece su alma. De este modo, libera a su familia de los planes del diablo para destruirla. Transforma a su familia en una comunidad de amor que desborda de amor para que el Señor reciba la gloria, la Santísima Madre reciba elogios y consuelo, y vamos a cantar sin cesar alabanzas y gratitudes".
En ese mismo momento, oí la suave y amable voz del Señor, llena de alegría: "¡Sí, Mi pequeña alma! ¡Eso es así! Esa oración es la oración de la vida que realmente quiero. Debido a que esta oración se combina con su amor por Mí y por sus cercanos, se hace una ofrenda mansa y misericordiosa, que brota de la humildad y la gracia de Mi Corazón de Amor. Esto también significa que Yo estoy en ti y vivo contigo. ¡Es por eso que tú eres Mi pequeña alma!" (27 de Agosto de 1980)
Al día siguiente, la clienta regresó junto a un hombre. Los dos parecían ser amistosos uno al otro. Me sorprendió y me pregunté quién era el hombre. Cuando la miré, ella hizo una tímida sonrisa y, tirando de la mano del hombre hacia ella, dijo torpemente, "Uh. . . Él es mi marido".
Entonces, dijo, "En realidad, después de mi visita aquí ayer, me di cuenta gradualmente que todo había sido culpa mía. Cuando hablé con mi marido, como usted me había dicho y explicado ayer, se puso muy contento y le preguntó dónde se encontraba el salón de belleza. Él dijo que debíamos ir al salón de belleza de inmediato y agradecer por ayudar a empezar una nueva vida. Es por eso que ahora estamos aquí".
Y continuó: "Hemos hecho una firme resolución de amarnos más, entendernos más, y vivir bien juntos. Nuestra relación podría haberse roto, pero tú has establecido un peldaño por salvar nuestro amor." Tanto ella como su marido dijeron: "Gracias."
Mientras la escuchaba, cálidas lágrimas de gratitud estaban fluyendo de mis ojos. Yo pensé: "No fui yo quien hizo esto. A pesar de mi indignidad, debilidad y pecados, Nuestro Señor, que es el Amor mismo, no se negó a mi oración sino que la concedió." Lágrimas cálidas de gratitud y alegría continuaban fluyendo de mis ojos.
Así que, le dije a la pareja, "No, no me den las gracias. Yo no hice nada. Fue el Señor quien te amó tanto que Él restauró su amor. Por lo tanto, den gracias al Señor. Y, a partir de ahora, vivan con un corazón de agradecimiento al Señor." La pareja dijo: "Sí, por supuesto. Empezaremos yendo a la iglesia católica." El marido también me pidió que cortarse el pelo.
Así que empecé a cortar el pelo después de hacer la señal de la cruz y rezando la oración de la vida. Cuando terminé, él dijo, "¡Wow! ¡Este fue el mejor corte de pelo que he tenido desde mi nacimiento! ¿Puedo volver la próxima vez para otro corte de pelo?" Su esposa parecía muy sorprendida, porque, cada vez que ella le había pedido a su marido cortarse el pelo en un salón de belleza, el se negaba rotunda y persistentemente. Ella parecía muy contenta.
En ese momento, oí la suave y amable voz del Señor, como si estuviese tocando y pasando tiernamente por mi oído: "¡Mi amada pequeña alma! Su corazón de amor dulce, que desea dar la paz a un alma que está en problemas, no sólo le da alegría a esa alma, sino también llena mi corazón herido con alegría".
"¡Oh, mi Señor! Yo sólo hice lo que tenía que hacer"

Livros católicos

Ebook cattolici

Bibbia, Vangeli, Catechismo della Chiesa Cattolica, Storia della Chiesa

Dizionari

Preghiera

Classici Cristiani

  • L'imitazione di Cristo di Tommaso da KempisEPUB MOBI HTML
  • L'imitazione di Maria di Edoardo CiccodicolaEPUB MOBI HTML
  • Trattato della vera devozione a Maria di San Luigi Maria Grignion de MontfortEPUB MOBI HTML
  • Il segreto ammirabile del Santo Rosario di San Luigi Maria Grignion de MontfortEPUB MOBI HTML
  • Il grande segreto per diventare santi di San Luigi Maria Grignion de MontfortEPUB MOBI HTML
  • Le Glorie di Maria di Sant'Alfonso Maria de LiguoriEPUB MOBI HTML
  • Del Gran mezzo della preghiera di Sant'Alfonso Maria de LiguoriEPUB MOBI HTML
  • La necessità della preghiera di Sant'Alfonso Maria de LiguoriEPUB MOBI HTML
  • I racconti di un pellegrino russoEPUB MOBI HTML
  • Filotea di San Giovanni di SalesEPUB MOBI HTML
  • I fioretti di San FrancescoEPUB MOBI HTML
  • Storia di un anima di Santa Teresa di LisieuxEPUB MOBI HTML
  • Esercizi Spirituali di Sant'IgnazioEPUB MOBI HTML
  • Trattato della vita spirituale di San Vincenzo FerreriEPUB MOBI HTML
  • Il castello interiore di Santa Teresa d'AvilaEPUB MOBI HTML
  • La nuvoletta del Carmelo di San Giovanni BoscoEPUB MOBI HTML
  • Maria Ausiliatrice col racconto di alcune grazie di San Giovanni BoscoEPUB MOBI HTML
  • Maraviglie della Madre di Dio di San Giovanni BoscoEPUB MOBI HTML
  • Specchio (o salutazione) della Beata Vergine Maria di Corrado da SassoniaEPUB MOBI HTML
  • E' Gesù che passa di San Josemaría Escrivá de BalaguerEPUB MOBI HTML
  • Opera Omnia - San Francesco d'AssisiEPUB MOBI HTML
  • Opera Omnia - Santa Chiara d'AssisiEPUB MOBI HTML
  • Meditazioni della Beata Madre Teresa di CalcuttaEPUB MOBI HTML
  • Madre Mia quanto sei bellaEPUB MOBI HTML
  • Con Maria la vita è bellaEPUB MOBI HTML
  • Con Maria verso GesùEPUB MOBI HTML
  • Il mio ideale Gesù figlio di Maria di p. Emilio NeubertEPUB MOBI HTML
  • L'anticristo di Vladimir Sergeevic SolovievEPUB MOBI HTML
  • Salita del Monte Carmelo di San Giovanni della CroceEPUB MOBI HTML
  • Maria e la sua armataEPUB MOBI HTML

Biografie di santi, Visioni, Profezie, Rivelazioni

  • La Misericordia Divina nella mia anima - Diario di Santa suor Faustina KowalskaEPUB MOBI HTML
  • L'Araldo del Divino Amore di Santa Gertrude di HelftaEPUB MOBI HTML
  • La vita di Maria della Beata Anna Caterina EmmerickEPUB MOBI HTML
  • La Passione di Nostro Signore della Beata Anna Caterina EmmerickEPUB MOBI HTML
  • Le visioni della Beata Anna Caterina EmmerickEPUB MOBI HTML
  • La Mistica Città di Dio di Suor Maria d'AgredaEPUB MOBI HTML
  • I sogni di San Giovanni BoscoEPUB MOBI HTML
  • Vita di Santa Margherita Maria Alacoque (scritta da lei stessa)EPUB MOBI HTML
  • I primi nove venerdì del mese - la grande promessaEPUB MOBI HTML
  • Diario di Santa Gemma GalganiEPUB MOBI HTML
  • Il diario della Beata Elisabetta Canori MoraEPUB MOBI HTML
  • Il diario mistico di Camilla BraviEPUB MOBI HTML
  • Diario di Louise Marguerite Claret De La ToucheEPUB MOBI HTML
  • Il libro della Grazia speciale - Rivelazioni di Santa Metilde di HackebornEPUB MOBI HTML
  • Le Rivelazioni di Santa Brigida di SveziaEPUB MOBI HTML
  • Amore per amore: diario di Suor Maria Costanza del Sacro CostatoEPUB MOBI HTML
  • Beata Marietta RubattoEPUB MOBI HTML
  • Beato Bartolo LongoEPUB MOBI HTML
  • Colui che parla dal fuoco - Suor Josefa MenendezEPUB MOBI HTML
  • Così lontani, così vicini - Gli angeli nella vita di Santa Gemma GalganiEPUB MOBI HTML
  • Cristo Gesù nella Beata Alexandrina da BalasarEPUB MOBI HTML
  • Il mistero del Sangue di Cristo - Suor Maria Antonietta PrevedelloEPUB MOBI HTML
  • Santa Gertrude Di Helfta di don Giuseppe TomaselliEPUB MOBI HTML
  • Vita della Serva di Dio Edvige CarboniEPUB MOBI HTML
  • Diario di Edvige CarboniEPUB MOBI HTML
  • Rimanete nel mio amore - Suor Benigna Consolata FerreroEPUB MOBI HTML
  • Il Sacro Cuore e il Sacerdozio. Biografia di Madre Luisa Margherita Claret de la ToucheEPUB MOBI HTML
  • Figlia del dolore Madre di amore - Alexandrina Maria da CostaEPUB MOBI HTML
  • Il piccolo nulla - Vita della Beata Maria di Gesu CrocifissoEPUB MOBI HTML
  • Beata Anna Schaffer: Il misterioso quaderno dei sogniEPUB MOBI HTML
  • Beata Chiara bosattaEPUB MOBI HTML
  • Beata Maria Candida dell'EucaristiaEPUB MOBI HTML
  • Fratel Ettore BoschiniEPUB MOBI HTML
  • Il cuore di Gesù al mondo di Suor Maria Consolata BetroneEPUB MOBI HTML
  • Madre Giuseppina BakhitaEPUB MOBI HTML
  • Beata Maria di Gesù Deluil-MartinyEPUB MOBI HTML
  • Serva di Dio Luigina SinapiEPUB MOBI HTML
  • Marie-Julie JahennyEPUB MOBI HTML
  • Marie Le ValleesEPUB MOBI HTML
  • I SS. Cuori di Gesù e di Maria. La salvezza del mondo, le loro apparizioni, promesse e richiesteEPUB MOBI HTML
  • La testimonianza di Gloria PoloEPUB MOBI HTML
  • Chiara Luce BadanoEPUB MOBI HTML
  • Madre Carolina VenturellaEPUB MOBI HTML
  • Madre SperanzaEPUB MOBI HTML

Novissimi

Patristica

  • Scritti dei primi cristiani (Didachè, Lettera a Diogneto, Papia di Gerapoli)EPUB MOBI HTML
  • I padri apostolici (S.Clemente Romano,S.Ignazio di Antiochia,Il Pastore d'Erma, S.Policarpo di Smirne)EPUB MOBI HTML
  • I padri della chiesa: Scritti di Sant'AgostinoEPUB MOBI HTML
  • I padri della chiesa: Sant'Agostino, la città di DioEPUB MOBI HTML
  • I padri della chiesa: Sant'Agostino, le confessioniEPUB MOBI HTML
  • I padri della chiesa: Clemente Alessandrino,Sant'Ambrogio, Sant'Anselmo, San Benedetto,San Cirillo di GerusalemmeEPUB MOBI HTML
  • I padri della chiesa: San Giustino, San Leone Magno, Origene, Cirillo d'Alessandria, San Basilio, Atenagora di Atene, Rufino di Aquileia,Guigo il CertosinoEPUB MOBI HTML
  • I padri della chiesa: San Giovanni CrisostomoEPUB MOBI HTML
  • I padri della chiesa: San Gregorio di NissaEPUB MOBI HTML
  • I padri della chiesa: Quinto Settimio Fiorente TertullianoEPUB MOBI HTML
  • I padri del deserto: Evagrio Pontico, Sant'Antonio AbateEPUB MOBI HTML
  • I padri esicasti : La preghiera del Cuore,Gregorio il sinaita,Niceforo il solitario, San Barsanufio e Giovanni, Pseudo MacarioEPUB MOBI HTML

Sacramenti e vita cristiana

Altri libri

  • La Divina Commedia (Inferno, Purgatorio, Paradiso) di Dante AlighieriEPUB MOBI HTML
  • La storia d'Italia di San Giovanni BoscoEPUB MOBI HTML
  • I testimoni di Geova di Don Vigilio Covi