Don Divo Barsotti

Arquivo do blog

domingo, 14 de outubro de 2012

DOMINGO 20º DESPUÉS DE PENTECOSTÉS – OCTUBRE 14 DE 2012



Tran sv. 28A # 36 - 47 La Soledad + Tel: 2442037 // BOGOTÁ - COLOMBIA www.institutodelbuenpastor.co

1

SACRIFICIUM

Publicación semanal del Instituto del Buen Pastor Sede Colombia


Año 5+Volumen IV -Nº 240- DOMINGO 20º DESPUÉS DE PENTECOSTÉS – OCTUBRE 14 DE 2012

ORDO MISSAE Y RITUS SERVANDUS APROBADOS POR LA SAGRADA CONGREGACION DE RITOS. EL 27 DE ENERO DE 1965


DOMINGO 20º DESPUÉS DE PENTECOSTÉS


Como los tres jóvenes, ilesos en la hoguera del tirano, "llenos del Espíritu Santo" cantemos himnos a Dios que nos salva
.
Tra nsv. 28A # 36 - 47 La Soledad + Tel: 2442037
// BOGOTÁ - COLOMBIA www.institutodelbuenpastor.co

2



Para conseguir el perdón de nuestras culpas, según pedimos en la Colecta, nada tan propio como confesarlas humilde y dolorosamente.

Esta confesión la expresamos en el Introito, reconociendo, como los Israelitas desterrados en Babilonia, cuan merecidos tenemos los castigos que Dios nos ha enviado. Por lo mismo, el salmo del Introito nos recuerda que los verdaderamente dichosos son aquellos que se guardan de toda iniquidad.

En la Epístola, el glorioso Apóstol nos amonesta que los peligros que nos amenazan avisándonos que no obremos imprudente y temerariamente. Para obrar con rectitud nos indica como un medio seguro el conocimiento de la voluntad divina. Esta, como enseña en otra parte el mismo Apóstol, no es otra que nuestra santificación.

El Evangelio nos demuestra cuanto desagrada a Dios la poca fe. Si queremos darnos la benevolencia, el afecto de Jesús, confesemos siempre su poder infinito, reconozcamos que con sola su voluntad puede obrar los más admirables milagros.

La fe en la omnipotencia de Jesús acompañada de la obediencia en sus mandamientos, nos hará ciertamente dignos, como confesamos en la Poscomunión, de los dones celestiales

.
Tran sv. 28A # 36 - 47 La Soledad + Tel: 2442037
// BOGOTÁ - COLOMBIA www.institutodelbuenpastor.co

3



.


DOMINGO 20o DESPUÉS DE PENTECOSTÉS

MISA

Aumentemos nuestra fe, estudiémosla en el Evangelio y obremos según sus enseñanzas.

Introito. Dan. 3,31,29 y 35. -Todo cuanto habéis hecho, oh Señor, lo hicisteis con verdad y justicia, porque hemos pecado no obedeciendo a vuestros mandatos, pero glorificad vuestro Nombre y obrad con nosotros según vuestra gran misericordia.

Salmo. 118, 1. Dichosos los limpios de corazón, los que andan por el camino de la Ley de Dios. Gloria al Padre...

Se repite hasta el Salmo. "Glória in excélsis".

Oración. -Conceded, Señor, os suplicamos, a vuestros fieles el perdón y la paz, para que juntamente se purifiquen de todo pecado y os sirvan con seguridad y confianza. Por N. S. J. C...

Epístola. Ef. 5, 15-21.- Hermanos: Fijaos bien cómo andáis; no seáis insensatos, sino sensatos. Sabed comprar la ocasión, porque corren días malos. Por eso, no estéis aturdidos daos cuenta de lo que el Señor quiere. No os emborrachéis con vino, que lleva al libertinaje; sino dejaos llenar del Espíritu. Recitad, alternando, salmos, himnos y cánticos inspirados; cantad y tocad con toda el alma para el Señor. Celebrad constante-mente la Acción de Gracias a Dios Padre, por todos, en nombre de nuestro Señor Jesucristo. Y sed sumisos unos a otros con respeto cristiano.

Gradual. Sal. 144, 15-16. -Todos los ojos te están aguardando, tú les das la comida a su tiempo; tu mano se abre y sacia de favores a todos los vivientes.

Aleluya, aleluya. Sal. 107, 2. -Dios mío, mi corazón está firme, para ti cantaré y tocaré, gloria mía. Aleluya.

Tra nsv. 28A # 36 - 47 La Soledad + Tel: 2442037
// BOGOTÁ - COLOMBIA www.institutodelbuenpastor.co

4



Evangelio. Juan. 4, 46-53. -En aquel tiempo había un funcionario real que tenía un hijo enfermo en Cafarnaún. Oyendo que Jesús había llegado de Judea a Galilea, fue a verle, y le pedía que bajase a curar a su hijo, que estaba muriéndose. Jesús le dijo: Como no veáis signos y prodigios, no creéis. El funcionario insiste: Señor, baja antes de que se muera mi niño. Jesús le contesta: Anda, tu hijo está curado. El hombre creyó en la palabra de Jesús y se puso en camino. Iba ya bajando, cuando sus criados vinieron a su encuentro, diciéndole que su hijo estaba curado. Él les preguntó a qué hora había empezado la mejoría, y le contestaron: Hoy a la una lo dejó la fiebre. El padre cayó en la cuenta de que ésa era la hora cuando Jesús le había dicho "tu hijo está curado". Y creyó él con toda su familia.

Ofertorio. Ps. 136,1. -En las márgenes de los ríos de Babilonia nos sentamos y lloramos al acordarnos de ti, oh Sión.

Secreta. -Os rogamos, Señor, nos sirvan estos misterios de celestial medicina y purifiquen de vicios nuestro corazón. Por N. S. J. C...

Prefacio de la Santísima Trinidad, En verdad es digno y justo, equitativo y saludable, darte gracias en todo tiempo y lugar, Señor, santo Padre, omnipotente y eterno Dios, que con tu unigénito Hijo y con el Espíritu Santo eres un solo Dios, un solo Señor, no en la individualidad de una sola persona, sino en la trinidad de una sola sustancia. Por lo cual, cuanto nos has revelado de tu gloria, lo creemos también de tu Hijo y del Espíritu Santo, sin diferencia ni distinción. De suerte, que confe-sando una verdadera y eterna Divinidad, adoramos la propiedad en las personas, la unidad en la esencia, y la igualdad en la majestad, la cual alaban los Ángeles y los Arcángeles, los Querubines, que no cesan de cantar a diario, diciendo a una voz. Santo…

Comunión. Ps. 118, 49-50. -Acordaos, Señor, de la promesa hecha a vuestro siervo, que tanta esperanza me ha infundido; y es consuelo en mi dolor.

Poscomunión. -A fin de hacernos dignos de vuestros sagrados misterios, haced, Señor, que sigamos siempre vuestra ley. Por N. S. J. C...

....