Arquivo do blog

terça-feira, 26 de abril de 2016

Hijos Míos, piensen más en los sufrimientos de Jesús, olvídense de los vuestros. Unan sus sufrimientos a los de Jesucristo






Queridos hijos, les invito a pensar más en la Pasión de Jesús.

Mediten en las Sagradas Escrituras todo lo que Jesús ha sufrido por Amor y sigue sufriendo en sus corazones. En los corazones de los pobres pecadores, Jesús es condenado cada día. En los Sagrarios solo y abandonado, Jesús está preso por Amor.

Hijos Míos, piensen más en los sufrimientos de Jesús, olvídense de los vuestros. Unan sus sufrimientos a los de Jesucristo y tendrán más méritos. Hijos Míos, mediten en la Pasión Dolorosa de Jesús. No se olviden de todo lo que Mi Hijo ha sufrido por Amor a ustedes.

Hijos Míos, abran sus corazones a la Cruz, amen la Cruz. La Cruz es señal de victoria y de redención, pero hay que morir en Ella para resucitar.



Hijos Míos, les espero en Mi Corazón Inmaculado; en Mi Corazón Inmaculado les enseñaré a amar, adorar, reparar y consolar al Sagrado Corazón de Mi Hijo, que sufre por Amor. Les amo y les bendigo. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.