Arquivo do blog

domingo, 24 de abril de 2016

Queridos hijos, vuestros corazones son los sagrarios vivos de Jesús. Por eso, hijos Míos, cuiden la presencia de Dios dentro de ustedes.



 Que vuestros corazones sean casita de oración. 

Queridos hijos, vuestros corazones son los sagrarios vivos de Jesús. Por eso, hijos Míos, cuiden la presencia de Dios dentro de ustedes. Cuiden la presencia del Espíritu Santo en ustedes

Hijos Míos, oren por las intenciones de Nuestros Sagrados Corazones Unidos. Que los Planes de Dios para el mundo se realicen en Divina Voluntad. Hijitos Míos, oren mucho, oren siempre. Nunca el Señor los deja solos: Me envía a cuidar, a proteger, y a guiar a Sus pequeñas almas fieles. 

Hijos Míos, vivan conscientes de que el Espíritu Santo habita en cada uno de ustedes. Desde el momento de su bautismo son templos del Padre, son templos del Hijo, son templos del Espíritu Santo. Vivan en adoración constante y no olviden que también Jesús está en el Sagrario esperándolos siempre. Recen siempre el Santo Rosario. Conságrense a Mi Corazón Inmaculado


Vivan como niños dependiendo de vuestra Madre, que les ama y les bendice. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.