Arquivo do blog

segunda-feira, 25 de abril de 2016

Hijos Míos, pocas almas escuchan la Voz de vuestra Madre, a esas pocas almas protegeré con Mi Amor




Queridos hijos, Mi Corazón Inmaculado renueva sus corazones la Presencia de Dios, que se disipa en las almas por el mundo y el pecado.

Queridos hijos, el Señor Me ha enviado para salvar a las almas, para tocar los corazones, para pedir la conversión de los pecadores.

Hijos Míos, por Mi Presencia en todo el mundo, Yo traigo la Buena Nueva del Reino Eucarístico de Mi Hijo. Pero muchos corazones siguen ignorando Mi Voz, siguen ultrajando Mi Corazón Inmaculado, siguen ofendiendo a Nuestro Señor.

Hijos Míos, pocas almas escuchan la Voz de vuestra Madre, a esas pocas almas protegeré con Mi Amor, los bendeciré y los guiaré en los momentos de tribulación, de persecución, de prueba, para que no titubeen en la fe.

Hijos Míos, les invito a ser cristianos: El cristiano se entrega; el cristiano ama; el cristiano perdona; el cristiano vive en el silencio; el cristiano carga su cruz y ofrece todo su sufrimiento a Jesús.

Hijos Míos, seguid a Mi Hijo en este mundo no es fácil porque el mundo ha odiado primero a Mi Hijo y odia a Sus discípulos e hijos Míos. Por eso, hijitos, sean verdaderos soldados del Ejército de Mi Amor Maternal, sean verdaderos discípulos de Nuestro Señor Jesucristo. Clamen al Espíritu Santo que les enseñe todas las cosas.


Estoy con ustedes e intercedo por cada uno de ustedes. Les amo y les bendigo. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.