Arquivo do blog

terça-feira, 26 de abril de 2016

Hijos Míos, vivan en la Santidad



 

 hijos, regresen al Señor con sacrificios, con oraciones, con penitencias.

Hijos Míos, vivan en la Santidad; reparen por aquellas almas que no aman la Santidad. Pidan perdón con vuestras vidas y con sus oraciones por los que no viven en la Santidad.

Hijos Míos, amen la Santidad; hijos, Míos, y en este tiempo de Gracia y de Misericordia ofrézcanse en sacrificios vivos. Pidan perdón, reparen, adoren y amen a Jesús por los pecados de toda la humanidad.

Yo les amo y les bendigo queridos hijos. Prepárense con todas sus fuerzas para el día de Mañana; ‘Mañana’ serán hijos totales de María como lo fui Yo también, Su esposo y Su hijo. Gracias, hijos Míos, por sus corazones dispuestos. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.