Don Divo Barsotti

Arquivo do blog

quinta-feira, 24 de setembro de 2009

El arzobispo de Estocolmo encabeza la "estrategia de tensión" y anuncia que el Vaticano sabía las posiciones de Williamson sobre el Holocausto

24/09/09 Tal y como anunciaba ayer SECTOR CATÓLICO haciéndose eco de las informaciones aparecidas en el blog Fides et Forma, un nuevo complot contra el Papa se ha puesto en marcha desde Suecia. Lo encabeza el arzobispo de Estocolmo, monseñor Anders Arborelius (en la foto), quien reveló ayer por la tarde a través de un comunicado que el Vaticano conocía cuáles eran las posiciones del obispo "lefebvriano" Richard Williamson sobre el Holocausto judío antes de que el Papa le levantara la excomunión. Esas declaraciones de Williamson reabrieron uno de los casos más polémicos que la Iglesia ha tenido que afrontar en los últimos tiempos.

Arborelius anunció también ayer su intención de acudir al programa de la televisión sueca "Uppdrag Granskning", tal y como se antipaba en las informaciones ofrecidas por SECTOR CATÓLICO ayer, en el que se emitirá un reportaje donde se denunciarán públicamente estos hechos sin otro fin que dañar a la figura del Papa.

Precisamente, fue esta televisión la que el pasado 21 de enero divulgó las polémicas declaraciones en las que monseñor Richard Williamson negaba el Holocausto judío, justo el mismo día en que el Papa firmó el decreto con el que le levantaba la excomunión. Tres días después, cuando el decreto papal fue publicado por el Vaticano, la entrevista de Williamson ya había sido ampliamente publicada por los medios de comunicación de todo el mundo, informa RD.

Ahora, el arzobispo Arborelius, revela que su diócesis había informado al Vaticano sobre el contenido de las declaraciones que Williamson había hecho a la televisión antes de que éstas fueran divulgadas y antes de que el Papa decidiera levantar la excomunión. En el programa de hoy "quedará claro que nosotros, en la diócesis de Estocolmo, tal y como solemos hacer en cuestiones de la Iglesia, habíamos enviado la información que teníamos sobre la Fraternidad de San Pío X y Richard Williamson, incluido lo que sabíamos sobre el contenido de la entrevista que éste concedió a Uppdrag Granskning", explica el arzobispo en el comunicado.

Arborelius subrayó que "enviar información al Vaticano es pura rutina y no algo excepcional para este caso". Por otro lado, "lo bueno" que conllevó este caso es que "todos nosotros tuvimos que enseñar nuestros colores verdaderos". El arzobispo sueco lamentó que, a pesar de los requerimientos del Papa y del Vaticano, Williamson todavía no se haya retractado de sus declaraciones y que los representantes de la Fraternidad de San Pio X "tampoco hayan mostrado la apertura y humildad necesarias para sacar adelante las negociaciones con el Vaticano que están a punto de comenzar en octubre", añadió.

Con su actuación, este prelado se sitúa pues, al margen de la comunión eclesial al encabezar una maniobra pública que busca desacreditar ante la opinión pública la persona del Romano Pontífice y el modo en el que éste ha gestionado y continúa gestionando el caso de los cuatro obispos "lefebvrianos". Sin duda, y para desgracia de todos, hemos descubierto a un nuevo "caballo de Troya".

Artículo de Fides et Forma en español aquí (cortesía de La Buhardilla de Jerónimo)
fonte:sector católico