http://4.bp.blogspot.com/_14vrv7ni7HM/TLYyK0PS85I/AAAAAAAABU8/h4xBT0R8kQU/s1600/20101013225550_D0064009.jpg

 

Arquivo do blog

quinta-feira, 19 de dezembro de 2013

Summorum Pontificum. Una esperanza para toda la Iglesia


Motu-Just-The-Summorum Pontificum-de-SS-Benedict-xvi.-A-esperanza-de-todo-el-Iglesia(Por Cristina Siccardi ) ¿Cuáles son la lex orandi y lex credendi , si no una antigua herencia que recibimos hoy para mantenerlo joven en su eternidad? La tradición es un legado en mente, sin edad, como Dios es la Tradición de la Iglesia es el oro y el oro no puede sufrir cambios o modificaciones, de lo contrario no sería él mismo, y el único método adecuado para el oro pulido, para aclarar el color y el brillo, este es el único "desarrollo" en esta tradición.
He aquí, pues el cardenal Walter Brandmüller recuerda a los contemporáneos las palabras del cardenal John Henry Newman en su prefacio al volumen Summorum Pontificum del Papa Benedicto XVI. Una esperanza para toda la Iglesia, en el cuidado del Padre Vincent Nuara OP (Fe y Cultura, p 170, € 13.00.): " Un verdadero desarrollo, entonces, puede ser descrito como uno que conserva el conjunto de los desarrollos anteriores, coincidiendo realmente con ellos y ser algo más allá de ellos. Las adiciones que harán que la luz, no oscuro, corrobora, no corrige el cuerpo de pensamiento por la que han nacido y esta es su característica de vista de la corrupción en contraste "(p. 6).
Los verdaderos prodigios de la Tradición de la Iglesia es la Santa Misa en Vetus Ordo , que antes de la reforma de la liturgia después del Concilio Vaticano II. En realidad, es más correcto llamarlo Misa de todos los tiempos, ya que, como escribe Madre Francisca de las Hermanas Franciscanas de la Inmaculada Concepción Inmaculada Concepción " si bien es cierto que el Papa San Pío V Misal promulgado después del Concilio de Trento, en realidad, no hacía más que mirar y circunscribir cuidadosamente un ritual que ya están en uso en Roma durante siglos. Su origen se remonta, en sus elementos esenciales, por lo menos mil años antes, precisamente al Papa San Gregorio Magno. Puesto que este último es también el nombre del Papa, más correcto, pero no exhaustiva, del rito gregoriano. ¿Todavía no exhaustiva porque por San Gregorio Magno (...) el rito se remonta a los tiempos apostólicos para finalmente riannodarsi la Última Cena y el sacrificio sangriento de nuestro Señor Jesucristo, que cada Santa Misa es una nueva presentación y actualización constante derramamiento de sangre "(p. 93).
La sagrada liturgia nunca ha sido y nunca será, dijo la madre de Frances en su discurso en la tercera conferencia organizada por la Juventud y Tradición - ahora revivido, junto con otras medidas, en el ensayo editado por el Padre Nuara - la expresión de sentimientos que la verdadera prueba de Dios ", es más bien el cumplimiento por parte de los fieles de su deber para con Dios, deben expresarse de acuerdo con las enseñanzas divinas. Es el llamado ius divinum , a saber, el derecho de Dios a ser adorado como Él ha establecido "(p. 95).
Frente a la Misa de todos los tiempos es la actitud del sacerdote fiel, que es objetivamente diferente de la nueva liturgia , en las palabras del cardenal Ratzinger, ahora Papa emérito " incluso está concebido etsi Deus no daretur: como si no importara más si hay un Dios, y si hablamos y escuchamos a nosotros. Pero si ya no aparece en la liturgia de la comunión de la fe, la unidad universal de la Iglesia y de su historia, el misterio de Cristo vivo, donde la Iglesia está todavía en su esencia espiritual? A continuación, la comunidad celebra sólo a sí mismo, pero vale la pena "(p. 94).
La degradación de la misa se ​​llevó a cabo a través de la profanación de la lengua utilizada. Durante su discurso en la conferencia el profesor Roberto de Mattei ha demostrado que la lengua latina no es anacrónica, que acompañó a la Iglesia sólo en un determinado período de la historia, pero es el lenguaje universal de la Iglesia y perenne y " en este sentido, a pesar de su regulación actual, pertenece no sólo al pasado sino también del presente y del futuro de la Iglesia misma. Así que llamó a Sa Pío X: "La lengua latina es llamado con razón y es la lengua propia de la Iglesia ' "(pp. 136-137). (Cristina Siccardi)