ABADIA DE FONTGOMBAULT





  

Arquivo do blog

Artigos Junho 2007



    terça-feira, 27 de novembro de 2012

    NOVENA A LAS BENDITAS ÁNIMAS LA REINA DEL PURGATORIO LA GENEROSIDAD DE LAS ALMAS DEL PURGATORIO

  • NOVENA A LAS BENDITAS ÁNIMAS ( IX )


    DÍA ÚLTIMO DE LA NOVENA
    A LAS ALMAS DEL PURGATORIO


    - ACTO DE CONTRICIÓN:


    Señor mío Jesucristo Dios y hombre verdadero…


    -OFRECIMIENTO DE LA NOVENA:


    Miradnos, Trinidad Santísima, postrados delante de vuestra Divina Majestad, confundidos y humillados por nuestros pecados, que nos hacen indignos de estar ante Vuestra Presencia Soberana; más, confiando en Vuestra Bondad Infinita, nos atrevemos a pedir misericordia por las Almas del Purgatorio, tan amadas de Vos.


    A Vos, Padre Eterno, que creasteis las almas de la nada; a Vos Hijo Unigénito, que las redimisteis con Vuestra Sangre Preciosísima; a Vos, Espíritu de Amor, que la santificasteis con la gracia, os pedimos clemencia y piedad por aquellas almas, hermanas nuestras que sufren resignadas los tormentos del Purgatorio.


    Particularmente os pedimos misericordia por aquellas por las cuales tenemos mayor obligación de orar; por las almas de nuestros parientes, amigos y bienhechores; por las almas de aquellos que recibieron de nosotros mal ejemplo u ocasión de pecar; por las más abandonadas, que no reciben ningún recuerdo ni sufragio de los vivos; por las que fueron más devotas del Purgatorio; por las almas de nuestra parroquia, y por aquellas que Vos, ¡Oh Dios mío! Más queréis y amáis.


    Os suplicamos que entre éstas queráis contar el alma de… (aquí encomiéndese a Dios el alma por la cual más especialmente se ofrecen los devotos obsequios de esta novena.).


    A todos, Señor, dadles pronto el lugar de la luz; y por sus ruegos y nuestras oraciones quered reunirnos un día en la Patria Celestial por toda la eternidad. Amén.


    - ORACIÓN A MARÍA SANTÍSIMA:


    A Vos, Madre nuestra amantísima, invocamos por intercesora, esperando obtener por vuestros méritos lo que por nuestras solas oraciones no nos atreveríamos a esperar.


    Vos, que sois Madre de todos, a todos protegednos, y librad con vuestros ruegos, las Santas Almas del Purgatorio, por las cuales ofrecemos esta novena


    MEDITACIÓN DIA NOVENO:


    Nuestro poco amor a Dios


    Compara el amor a Dios que tienen los Santos y las Almas del Purgatorio con tu frialdad en el camino de la virtud y en su santo servicio. Parece , realmente, que sólo obres por obligación o por puro egoísmo de ahorrarte las penas, siendo así que el motivo principal ha de ser el amor a Dios y el deseo de verle y contemplarle eternamente.


    Piensa que esta frialdad y falta de deseo también se paga en el Purgatorio, tanto más cuanto mayor haya sido la frialdad en el amor y en el deseo de Dios. Refieren algunos libros que una persona estuvo catorce años en el Purgatorio por su poco deseo de Dios y de su gloria. Sea lo que fuere de la exactitud de este hecho, es lo cierto que nuestra falta de amor a Dios no puede menos de ser castigada de una forma u otra en el Purgatorio, donde tan terribles son todas las penas.


    Examínate bien sobre este punto, y enmiéndate, ya que Dios te llama y te concede tiempo para hacerlo.


    ( Medítese con calma )


    TERMINAMOS LA NOVENA CON LAS SIGUIENTES ORACIONES, COMPUESTAS POR SAN ALFONSO MARÍA DE LIGORIO

    Oración a Jesucristo para obtener Su Misericordia con las Almas del Purgatorio por los Dolores de Su Pasión


    - ¡ Oh Jesús Dulcísimo! Por el sudor de sangre que derramasteis en el Huerto de Getsemaní, tened piedad de las Bienaventuradas Almas del Purgatorio.


    - Respuesta: Tened piedad, Señor, tened piedad.


    - ¡Oh Jesús Dulcísimo! Por los terribles dolores que sufristeis en vuestra cruel flagelación, tened piedad de estas almas.


    - R: Tened piedad, Señor, tened piedad.


    - ¡Oh Jesús Dulcísimo! Por los terribles dolores que os causaron en vuestra coronación de espinas, tened piedad de estas almas.


    - R: Tened piedad, Señor, tened piedad.


    - ¡Oh Jesús Dulcísimo! Por los dolores que sufristeis al llevar la Cruz hasta el Calvario, tened piedad de estas almas.


    - R: Tened piedad, Señor, tened piedad.


    - ¡Oh Jesús Dulcísimo! Por los dolores que sufristeis en vuestra cruelísima crucifixión, tened piedad de estas almas.


    - R: Tened piedad, Señor, tened piedad.


    - ¡Oh Jesús Dulcísimo! Por los dolores que sentisteis en vuestra amarguísima agonía, clavado en el árbol de la Cruz, tened piedad de estas almas.


    - R: Tened piedad, Señor, tened piedad.


    -¡Oh Jesús Dulcísimo! Por el inmenso dolor que sufristeis al entregar vuestra Alma Santísima, tened piedad de estas almas.


    AHORA SE REZAN CINCO PADRENUESTROS, AVEMARÍAS Y GLORIAS, EN HONOR DE LAS LLAGAS DE JESÚS, POR LAS ALMAS DEL PURGATORIO


    Oración final


    ¡Oh Almas Santas! Por vosotras hemos rogado; pero ya que tan amadas sois del Señor, ya que tenéis la seguridad de no perderle, rogad por nosotros, miserables mortales, expuestos todavía al peligro de condenarnos y de perderle para siempre. ( Aquí puede cada uno pedir la gracia especial que desea obtener por intercesión de las Almas del Purgatorio )

  • NOVENA A LAS BENDITAS ÁNIMAS ( VIII )
  • NOVENA A LAS BENDITAS ÁNIMAS ( VII )
  • NOVENA A LAS BENDITAS ÁNIMAS ( VI )
  • NOVENA A LAS BENDITAS ÁNIMAS ( V )
  • NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO REY
  • NOVENA A LAS BENDITAS ÁNIMAS ( IV )
  • NOVENA A LAS BENDITAS ÁNIMAS ( III )
  • NOVENA A LAS BENDITAS ÁNIMAS ( II )
  • NOVENA A LAS BENDITAS ÁNIMAS ( I )
  •  

    LA REINA DEL PURGATORIO


    Después de la devoción a Nuestro Señor Jesucristo, como autor que es de nuestra salvación eterna, todo lo debemos a Su Santa Madre, María, como la dispensadora que es de todas las gracias y bendiciones. De aquí resulta la gran necesidad que tenemos todos de ser verdaderos devotos de Nuestra Señora.

    Esta es la devoción más necesaria, más consoladora y más santa, porque por medio de Nuestra Señora se completa la obra más grande que es la Redención del género humano. Qué dicha para nosotros tener por Madre propia a la que es también Madre de Dios. Qué consuelo al pensar que es toda bondad y Misericordia para cuantos acudimos a Ella.

    Si miramos hacia el Infierno, veremos allí a los condenados por no haber sido verdaderos devotos de Nuestra Señora. Si miramos hacia el Purgatorio, veremos que la mayoría de aquellas Almas Benditas, han recibido la conmutación de la pena eterna en pena temporal gracias a la intercesión de la Purísima Virgen María. Si miramos a la tierra, veremos que la mayor parte de los pecadores, deben su conversión a la Madre de Dios, así como los justos le deben su perseverancia por serles fieles Esclavos de Amor.

    El Universo entero es un libro que publica continuamente las grandezas de Nuestra Señora, y en todas sus páginas están perfectamente grabadas sus bendiciones, bondades y misericordias. Procuremos arraigar en nuestros pobres corazones, la devoción a María Santísima para tener siempre en favor nuestro su poder y misericordia.

    Pidámosle hoy Sábado, día especialmente consagrado a Ella, desde lo más íntimo de nuestro corazón, el morir en su amistad, como verdaderos hijos y Esclavos, ofreciéndole al mismo tiempo una súplica especial por nuestras Hermanas las Almas del Purgatorio.

     

    LA GENEROSIDAD DE LAS ALMAS DEL PURGATORIO


    En este mes de Noviembre, dedicado tradicionalmente a orar por las Almas de la Iglesia Purgante, he tratado de fomentar la piedad sencilla y la necesaria devoción por aquéllas Benditas Ánimas que un día peregrinaron por este mundo y ahora esperan con ansia ver a Dios cara a cara, pero que aún han de ser purificadas de su pecados en el Purgatorio. Y es que ese es precisamente su mayor dolor: verse libres de los tormentos del infierno pero,al mismo tiempo, angustiados y sedientos de disfrutar de la Visión Beatífica por toda la eternidad.


    ALMAS MENDIGAS DE ORACIONES

    ¿Cuándo comprenderemos que son Almas mendigas, que sólo necesitan la limosna de nuestras oraciones?. ¿Acaso habrá alguno que no haya terminado de entender, que el Santo Sacrificio de la Misa es el mejor regalo que pueden recibir de nosotros?. Nuestros Rosarios, limosnas, oraciones y hasta sufrimientos ofrecidos por el eterno descanso de esas Benditas Almas encarceladas en el Purgatorio, son pequeñas prendas de caridad, pero que suponen grandes alivios para Ellas, que nada pueden hacer ya por sí mismas. Todas las Indulgencias que podamos lucrar por medio de las prácticas de piedad, si hacemos el Voto Heroico de Ánimas, serán aprovechadas para alivio y descanso de Aquéllas que nada tienen.

    LIBERACIÓN DE UN ALMA DEL PURGATORIO

    Podemos tener la certeza de que al ser liberada un alma del Purgatorio, será acompañada hacia el Paraíso por su Ángel Custodio -que no la ha abandonado en sus sufrimientos purificadores- por San Miguel Arcángel y Nuestra Señora, la Reina del Purgatorio, ¿dudaremos de que se olvide de aquellos que las hemos apoyado con nuestras Misas, oraciones y sacrificios ofrecidos por su liberación? No, las Almas del Purgatorio son mendigos agradecidos, que a bien seguro, nada más llegar ante el Trono de Dios, intercederán por nosotros y nuestra salvación, velando, a modo de ángeles, por nuestros intereses espirituales y materiales.


    SEAMOS AMIGOS Y COMPAÑEROS INSEPARABLES

    Por eso, hoy Lunes, dedicado a las Ánimas Benditas, te animo a que no te olvides de rezar ni un sólo día por esas Almas; ofrece al menos un Rosario, unas cuantas jaculatorias a lo largo del día, un sufrimiento inesperado que aceptarás con el fin de aliviar a tus Hermanas que tanto sufren en la cárcel del Purgatorio. Su mayor consuelo para con nosotros, es que recemos por Ellas, ya que nuestras pobres oraciones las alivian y liberan a la par que a nosotros nos alimentan el alma y nos hacen fuertes frente al pecado.

    LAS ALMAS POR LAS QUE NADIE REZA

    De más está decir que estamos obligados, por caridad, a rezar por nuestros familiares difuntos, pero podríamos ser aún más generosos e interesados, y rezar también por las Almas atrapadas en el Purgatorio por las que ya nadie reza, bien sea por llevar allí mucho tiempo o simplemente por olvido de los suyos. Si ofrecemos de vez en cuando un Misterio del Rosario u otro tipo de oración, enunciado aquélla tradicional fórmula de "Por las Almas del Purgatorio, especialmente por aquéllas más abandonadas", tengamos claro que ganaremos muchos amigos cuando se vean libres y gloriosas en el Cielo.
     
    MENDIGOS AGRADECIDOS, FIELES INTERCESORES

    Para un pobre nada tiene, ofrecerle aunque sólo sea un pedazo de pan, supone no morir de hambre; y si ese gesto de caridad, va acompañado de una sonrisa y una promesa de seguir ayudándole, ¿no encontraremos en él a un fiel amigo que entiende que tenemos un corazón generoso?. ¿Dudaremos que ese infeliz nos prestará cualquier tipo de colaboración cuando nos vea necesitados? Muy mezquino habría de ser para no acordarse de quien le ha alimentado... pero en el caso de las Almas del Purgatorio, por ser almas salvas, próximas a la Beatitud Eterna, la ingratitud simplemente no tiene cabida.

    Aprovechémonos del tiempo presente que estamos en la tierra para rezar cada día por las Benditas Ánimas, que Ellas sabrán recompensar nuestras oraciones y sacrificios por su liberación. Quién sabe, quizás también tú que esto lees, tengas que penar en el Purgatorio si Dios no lo remedia...y entonces ¿se acordarán otros de ti?, ¿tus familiares ofrecerán al menos una Santa Misa por tu alma?. No lo sé...pero te aseguro que las que sí van a interceder por tí, son aquellas Almas Santas que tú ayudaste a sacar del Purgatorio
     
    FONTE

    Livros católicos

    Ebook cattolici

    Bibbia, Vangeli, Catechismo della Chiesa Cattolica, Storia della Chiesa

    Dizionari

    Preghiera

    Classici Cristiani

    • L'imitazione di Cristo di Tommaso da KempisEPUB MOBI HTML
    • L'imitazione di Maria di Edoardo CiccodicolaEPUB MOBI HTML
    • Trattato della vera devozione a Maria di San Luigi Maria Grignion de MontfortEPUB MOBI HTML
    • Il segreto ammirabile del Santo Rosario di San Luigi Maria Grignion de MontfortEPUB MOBI HTML
    • Il grande segreto per diventare santi di San Luigi Maria Grignion de MontfortEPUB MOBI HTML
    • Le Glorie di Maria di Sant'Alfonso Maria de LiguoriEPUB MOBI HTML
    • Del Gran mezzo della preghiera di Sant'Alfonso Maria de LiguoriEPUB MOBI HTML
    • La necessità della preghiera di Sant'Alfonso Maria de LiguoriEPUB MOBI HTML
    • I racconti di un pellegrino russoEPUB MOBI HTML
    • Filotea di San Giovanni di SalesEPUB MOBI HTML
    • I fioretti di San FrancescoEPUB MOBI HTML
    • Storia di un anima di Santa Teresa di LisieuxEPUB MOBI HTML
    • Esercizi Spirituali di Sant'IgnazioEPUB MOBI HTML
    • Trattato della vita spirituale di San Vincenzo FerreriEPUB MOBI HTML
    • Il castello interiore di Santa Teresa d'AvilaEPUB MOBI HTML
    • La nuvoletta del Carmelo di San Giovanni BoscoEPUB MOBI HTML
    • Maria Ausiliatrice col racconto di alcune grazie di San Giovanni BoscoEPUB MOBI HTML
    • Maraviglie della Madre di Dio di San Giovanni BoscoEPUB MOBI HTML
    • Specchio (o salutazione) della Beata Vergine Maria di Corrado da SassoniaEPUB MOBI HTML
    • E' Gesù che passa di San Josemaría Escrivá de BalaguerEPUB MOBI HTML
    • Opera Omnia - San Francesco d'AssisiEPUB MOBI HTML
    • Opera Omnia - Santa Chiara d'AssisiEPUB MOBI HTML
    • Meditazioni della Beata Madre Teresa di CalcuttaEPUB MOBI HTML
    • Madre Mia quanto sei bellaEPUB MOBI HTML
    • Con Maria la vita è bellaEPUB MOBI HTML
    • Con Maria verso GesùEPUB MOBI HTML
    • Il mio ideale Gesù figlio di Maria di p. Emilio NeubertEPUB MOBI HTML
    • L'anticristo di Vladimir Sergeevic SolovievEPUB MOBI HTML
    • Salita del Monte Carmelo di San Giovanni della CroceEPUB MOBI HTML
    • Maria e la sua armataEPUB MOBI HTML

    Biografie di santi, Visioni, Profezie, Rivelazioni

    • La Misericordia Divina nella mia anima - Diario di Santa suor Faustina KowalskaEPUB MOBI HTML
    • L'Araldo del Divino Amore di Santa Gertrude di HelftaEPUB MOBI HTML
    • La vita di Maria della Beata Anna Caterina EmmerickEPUB MOBI HTML
    • La Passione di Nostro Signore della Beata Anna Caterina EmmerickEPUB MOBI HTML
    • Le visioni della Beata Anna Caterina EmmerickEPUB MOBI HTML
    • La Mistica Città di Dio di Suor Maria d'AgredaEPUB MOBI HTML
    • I sogni di San Giovanni BoscoEPUB MOBI HTML
    • Vita di Santa Margherita Maria Alacoque (scritta da lei stessa)EPUB MOBI HTML
    • I primi nove venerdì del mese - la grande promessaEPUB MOBI HTML
    • Diario di Santa Gemma GalganiEPUB MOBI HTML
    • Il diario della Beata Elisabetta Canori MoraEPUB MOBI HTML
    • Il diario mistico di Camilla BraviEPUB MOBI HTML
    • Diario di Louise Marguerite Claret De La ToucheEPUB MOBI HTML
    • Il libro della Grazia speciale - Rivelazioni di Santa Metilde di HackebornEPUB MOBI HTML
    • Le Rivelazioni di Santa Brigida di SveziaEPUB MOBI HTML
    • Amore per amore: diario di Suor Maria Costanza del Sacro CostatoEPUB MOBI HTML
    • Beata Marietta RubattoEPUB MOBI HTML
    • Beato Bartolo LongoEPUB MOBI HTML
    • Colui che parla dal fuoco - Suor Josefa MenendezEPUB MOBI HTML
    • Così lontani, così vicini - Gli angeli nella vita di Santa Gemma GalganiEPUB MOBI HTML
    • Cristo Gesù nella Beata Alexandrina da BalasarEPUB MOBI HTML
    • Il mistero del Sangue di Cristo - Suor Maria Antonietta PrevedelloEPUB MOBI HTML
    • Santa Gertrude Di Helfta di don Giuseppe TomaselliEPUB MOBI HTML
    • Vita della Serva di Dio Edvige CarboniEPUB MOBI HTML
    • Diario di Edvige CarboniEPUB MOBI HTML
    • Rimanete nel mio amore - Suor Benigna Consolata FerreroEPUB MOBI HTML
    • Il Sacro Cuore e il Sacerdozio. Biografia di Madre Luisa Margherita Claret de la ToucheEPUB MOBI HTML
    • Figlia del dolore Madre di amore - Alexandrina Maria da CostaEPUB MOBI HTML
    • Il piccolo nulla - Vita della Beata Maria di Gesu CrocifissoEPUB MOBI HTML
    • Beata Anna Schaffer: Il misterioso quaderno dei sogniEPUB MOBI HTML
    • Beata Chiara bosattaEPUB MOBI HTML
    • Beata Maria Candida dell'EucaristiaEPUB MOBI HTML
    • Fratel Ettore BoschiniEPUB MOBI HTML
    • Il cuore di Gesù al mondo di Suor Maria Consolata BetroneEPUB MOBI HTML
    • Madre Giuseppina BakhitaEPUB MOBI HTML
    • Beata Maria di Gesù Deluil-MartinyEPUB MOBI HTML
    • Serva di Dio Luigina SinapiEPUB MOBI HTML
    • Marie-Julie JahennyEPUB MOBI HTML
    • Marie Le ValleesEPUB MOBI HTML
    • I SS. Cuori di Gesù e di Maria. La salvezza del mondo, le loro apparizioni, promesse e richiesteEPUB MOBI HTML
    • La testimonianza di Gloria PoloEPUB MOBI HTML
    • Chiara Luce BadanoEPUB MOBI HTML
    • Madre Carolina VenturellaEPUB MOBI HTML
    • Madre SperanzaEPUB MOBI HTML

    Novissimi

    Patristica

    • Scritti dei primi cristiani (Didachè, Lettera a Diogneto, Papia di Gerapoli)EPUB MOBI HTML
    • I padri apostolici (S.Clemente Romano,S.Ignazio di Antiochia,Il Pastore d'Erma, S.Policarpo di Smirne)EPUB MOBI HTML
    • I padri della chiesa: Scritti di Sant'AgostinoEPUB MOBI HTML
    • I padri della chiesa: Sant'Agostino, la città di DioEPUB MOBI HTML
    • I padri della chiesa: Sant'Agostino, le confessioniEPUB MOBI HTML
    • I padri della chiesa: Clemente Alessandrino,Sant'Ambrogio, Sant'Anselmo, San Benedetto,San Cirillo di GerusalemmeEPUB MOBI HTML
    • I padri della chiesa: San Giustino, San Leone Magno, Origene, Cirillo d'Alessandria, San Basilio, Atenagora di Atene, Rufino di Aquileia,Guigo il CertosinoEPUB MOBI HTML
    • I padri della chiesa: San Giovanni CrisostomoEPUB MOBI HTML
    • I padri della chiesa: San Gregorio di NissaEPUB MOBI HTML
    • I padri della chiesa: Quinto Settimio Fiorente TertullianoEPUB MOBI HTML
    • I padri del deserto: Evagrio Pontico, Sant'Antonio AbateEPUB MOBI HTML
    • I padri esicasti : La preghiera del Cuore,Gregorio il sinaita,Niceforo il solitario, San Barsanufio e Giovanni, Pseudo MacarioEPUB MOBI HTML

    Sacramenti e vita cristiana

    Altri libri

    • La Divina Commedia (Inferno, Purgatorio, Paradiso) di Dante AlighieriEPUB MOBI HTML
    • La storia d'Italia di San Giovanni BoscoEPUB MOBI HTML
    • I testimoni di Geova di Don Vigilio Covi